Jueves, 18 de Octubre de 2007

Empresarios y sindicatos europeos acuerdan un nuevo concepto de reforma laboral

EFE ·18/10/2007 - 18:46h

EFE - El presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso (dcha.) y el primer ministro de Portugal, José Sócrates (2º dcha.), en rueda de prensa durante la cumbre de jefes de estado de la Unión Europea, que tiene lugar en Lisboa. EFE

Los interlocutores sociales europeos -patronal y sindicatos- anunciaron hoy en Lisboa un acuerdo sobre el nuevo concepto que debe orientar en el futuro la reforma de los mercados laborales en la UE, la "flexiseguridad".

El acuerdo, anunciado al término de una cumbre tripartita que reunió a los máximos dirigentes de las patronales europeas BusinessEurope, UEAPME y CEEP, de la confederación sindical CES, y de las instituciones de la UE, permitirá a los gobiernos seguir una orientación común en sus programas nacionales de modernización del derecho del trabajo.

Al cabo de un año de negociaciones, patronal y sindicatos europeos han llegado a un compromiso sobre un análisis conjunto de la situación de los mercados laborales en la Unión, en el que se establece un enfoque común para el polémico concepto de "flexiseguridad".

El neologismo pretende reunir dos concepciones tradicionalmente enfrentadas: por un lado, la necesidad de flexibilizar y modernizar las normas laborales, a fin de aumentar la competitividad de las empresas y prepararlas mejor para la competencia mundial, y por otro la exigencia de respetar el mayor grado posible de protección para los trabajadores, característica del modelo social europeo.

En una conferencia de prensa conjunta, el secretario general de la confederación CES, John Monks, ha reconocido que no había resultado fácil para los sindicatos dar el visto bueno al acuerdo, porque se tiende a interpretar el término exclusivamente como sinónimo de "flexibilidad" laboral.

El presidente de la patronal BusinessEurope, el francés Ernest-Antoine Seillière, se ha referido a una nueva manera de entender la seguridad de los trabajadores, "no como la preservación de los puestos de trabajo existentes a cualquier precio, sino como la formación de los trabajadores para permitir su adaptación a los cambios".