Archivo de Público
Jueves, 8 de Mayo de 2008

El Gobierno quiere aumentar el plazo de internamiento a los inmigrantes indocumentados

Lo anunció el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. El plazo está fijado en 40 días en España en la actualidad

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS ·08/05/2008 - 11:03h

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha explicado hoy que el Gobierno pretende aumentar los plazos de internamiento de los extranjeros indocumentados, que en España está en 40 días.

Los Veintisiete intentan poner en marcha una directiva europea que amplíe el plazo hasta los seis meses.

No obstante, Rubalcaba ha asegurado que en ningún caso el texto que discute la UE va a "modificar nuestro sistema hipergarantista".

"En España nadie va a perder derechos", afirmó el ministro en declaraciones a la Cadena Ser.

Rubalcaba explicó que esta directiva pretende que los Estados miembro se pongan de acuerdo "sobre unos mínimos" en materia de inmigración, teniendo en cuenta que hay "países como España donde todo está muy regulado, mientras en otros países con "ninguna regulación".

Plazo de internamiento

Rubalcaba ha explicado que sí se producirán cambios en España en lo referente al plazo de internamiento de los extranjeros indocumentados, con el objetivo de poder llevar a término los "complejísimos" procesos de repatriación.

"¿Qué queremos hacer nosotros y qué propusimos en nuestro programa electoral? Aumentar ese plazo de 40 días, porque no resulta fácil conseguir la repatriación", indicó.

"Todo el mundo arrastra los pies y por eso los plazos se quedan muy cortos"

Rubalcaba ha explicado que el plazo actual no permite ejecutar en esos tiempos los proceso de repatriación, ya que es necesario contar con la colaboración de los mismos inmigrantes, que no desean ser expulsados, y de sus países de origen, que no los quieren aceptar.

"Todo el mundo arrastra los pies y por eso los plazos se quedan muy cortos", agregó.

De esta manera, defendió la necesidad de ampliar el plazo de manrea que se puedan "sortear las dificultades" del proceso, porque "si no no repatrías a nadie y al final acaban libres en España y sin papeles".