Jueves, 18 de Octubre de 2007

"Las carreteras son más urgentes que los derechos humanos en África"

Agencias ·18/10/2007 - 12:19h

Mientras china se siente herida por la descarada intromisión de Estados Unidos en sus asuntos internos a causa del premio del Congreso de EEUU al Dalai Lama y la reunión del presidente estadounidense, George W. Bush, con el líder espiritual tibetano, esta mañana en Pekín el presidente del Banco estatal de Exportación e Importación ( ExIm Bank), Li Ruogu, desde su puesto de adalid de la creciente inversión china en África, dijo que allí "las carreteras son más urgentes que los derechos humanos".

Quien es responsable de la concesión de ayudas y cooperación en materia de política exterior china criticó con dureza "al colonialismo occidental" por no haber aportado a África "en más de 400 años, ni desarrollo ni riquezas".

Los benefactores occidentales, tras haber cancelado una deuda de 50 billones de dólares con el continente africano, temen que la injerencia china en África genere nuevas deudas, sin embargo Li opina que esa desconfianza carece de fundamento porque China "ya ha dado muchos beneficios a África".

Precisamente los países cooperantes occidentales denuncian la falta de transparencia de las inversiones y ayudas chinas en África porque ésta se ha convertido en el mayor inversor de países como Angola y Sudán con un gran déficit en la garantía de los derechos humanos.

Pero para el presidente del banco ExIm "Los países occidentales hablan a diario de la libertad y los derechos humanos cuando la gente ni siquiera puede ver la televisión, ni escuchar la radio, ni disfrutar de ninguna clase de confort, y en esas condiciones ¿cómo van a disfrutar de los derechos humanos?"

El Banco ExIm ha participado en 300 proyectos en África centrados en la construcción de carreteras, ferrocarriles, puertos y explotación de minas.

La opinión de Li Ruogu está muy extendida entre los principales líderes chinos pues argumentan que "habiendo sacado en 20 años a 400 millones de personas de la pobreza podemos ser de gran ayuda a África y ser su referente".

La comunidad internacional comienza a dar algo de credibilidad a la intromisión china pues ésta ha persuadido a Sudan para que acepte la visita de observadores de Naciones Unidas a Darfur. "Una labor muy constructiva" a ojos de Estados Unidos.

ExIm Bank está elaborando un informe dirigido al Banco Mundial en el que añadirán las propuestas y preocupaciones de todos los benefactores en África.