Archivo de Público
Jueves, 8 de Mayo de 2008

Los Lakers amansan a los Jazz

Gasol consigue 20 puntos en un partido que deja la eliminatoria con una ventaja de 2-0 para el equipo de Los Angeles frente a Utah

ALBERTO CABELLO ·08/05/2008 - 10:04h

Pau Gasol lanza a canasta en el partido de esta noche contra Utah. EFE

Los Lakers viajan hacia el anillo por la ruta más corta, no hay paradas, despistes ni extravíos. Salen de cada estación con más brío aún para cumplir la próxima etapa. La propuesta de guerra total de los Jazz se diluyó ante un equipo que tiene la gran virtud de disimular los defectos hasta que parezcan imperceptibles.

El gran problema del primer encuentro, el rebote, se subsanó. Corregido el problema, los amarillos castigaron el aro del rival con un excelente 57% de acierto en el tiro. El equipo californiano venció el segundo partido de la semifinales de la conferencia Oeste ante Utah y viaja a Salt Lake City con la tranquilidad de un 2-0 en la eliminatoria.

Al equipo más anotador de los play off y al que único que cuenta sus partidos por triunfos ya es obligatorio bautizarlo como gran favorito al título junto a los Celtics. Fue de nuevo un triunfo de equipo, Kobe anotó pero también asistió. A Odom se le exigió más rebote y los capturó, Fisher interpretó el papel de base anotador que siempre es recurrente en las películas de Phil Jackson. Y Pau. 20 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias y 5 tapones. Hizo de todo, y todo bien.

Clave la intensidad al comienzo del partido 

Pau Gasol quiso destacar al término del segundo encuentro de la eliminatoria que mide a Lakers y Jazz, y que dominan los angelinos por 2-0, que la intensidad y energía con la que jugaron los pupilos de Phil Jackson en el comienzo del choque "marcó diferencias" para el desarrollo del partido. 

"Nuestra intensidad al principio marcó diferencias", señaló Gasol, que reconoció que el homenaje previo a Bryant -que recibió el galardón de 'MVP' de manos de David Stern- dio "mucha energía" a los californianos, que dominaban por 15 puntos al final del primer periodo. 

El de Sant Boi, que realizó un encuentro muy completo, admitió que el ritmo de juego fue "muy alto", aunque expresó que fue el grado de acierto en los tiros el que definió en parte cómo abordar el choque. "Es cierto que el ritmo fue muy alto, pero nosotros sólo queremos aprovechar nuestras oportunidades, y hoy estuvimos muy acertados en los lanzamientos", indicó el '16' de los Lakers.