Jueves, 18 de Octubre de 2007

Putin defiende el diálogo con Irán y denuncia intentos de abortar su visita a Teherán

EFE ·18/10/2007 - 14:24h

EFE - Imagen de archivo del presidente ruso, Vladimir Putin (d). EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, defendió hoy el diálogo con Irán y denunció los intentos de abortar su primera visita a Teherán, donde se entrevistó con el líder de ese país, Mahmud Ahmadineyad.

"El diálogo directo es un camino más corto para el éxito que una política de amenazas, sanciones y, sobre todo, de presiones", aseguró Putin en directo por radio y televisión en respuesta a una pregunta durante su anual conversación con la ciudadanía.

Putin subrayó que "Rusia toma junto a otros países medidas dirigidas a solucionar este problema (la crisis nuclear iraní) por medios pacíficos en interés de toda la comunidad internacional y del pueblo iraní".

"Persia y Rusia siempre fueron vecinos. Forjamos y forjaremos unas relaciones de buena vecindad con ese país. En materia de petróleo, gas y energía atómica somos socios muy importantes", dijo.

Por otra parte, el líder ruso aseguró que las informaciones sobre los supuestos planes de atentar contra su vida en Teherán "no son otra cosa que un intento de abortar su visita".

"Esta visita se planeó hace mucho tiempo. Era necesario discutir muchos problemas al más alto nivel", señaló Putin, que se reunió el martes pasado con Ahmadineyad y también participó en la cumbre de países ribereños del mar Caspio.

Los servicios secretos rusos informaron el pasado domingo de que grupos extremistas preparaban un atentado suicida contra el presidente ruso durante su visita al país persa, cuyos dirigentes calificaron la noticia de "absolutamente infundada".

El portavoz de la Cancillería iraní vinculó esos "rumores" con una supuesta campaña de "presión psicológica" de "quienes están en contra de una buena relación entre Irán y Rusia".

Por otra parte, el secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Ali Lariyani, desveló ayer que Putin había entregado a los dirigentes de la república islámica un mensaje que contenía nuevas propuestas para la solución de la crisis nuclear.

La visita de Putin a Irán fue la primera de un máximo dirigente ruso o soviético desde que Stalin participara en 1943 en la Conferencia de Teherán junto a los líderes de Estados Unidos, Franklin Roosevelt, y británico, Winston Churchill.

En Teherán, Putin volvió a defender el derecho de todos los países a desarrollar un programa nuclear con fines pacíficos y criticó la política de Estados Unidos en Oriente Medio y Asia Central.

El líder ruso sostiene que no hay pruebas que confirmen que Irán esté fabricando armas nucleares y ha bloqueado en el seno del Consejo de Seguridad de la ONU cualquier iniciativa para aprobar una resolución que incluya el uso de la fuerza contra Irán.

Putin abordará hoy la crisis nuclear iraní en su entrevista con el primer ministro israelí, Ehud Olmert.