Archivo de Público
Miércoles, 7 de Mayo de 2008

Zoé Valdés desearía más dureza del Gobierno español contra Castro

EFE ·07/05/2008 - 16:24h

EFE - La escritora cubana Zoé Valdés es partidaria de que el Gobierno español sea "un poco más duro" con el régimen cubano.

La escritora cubana Zoé Valdés es partidaria de que el Gobierno español sea "un poco más duro" en relación con el régimen cubano, aunque admite que las gestiones para la liberación de algunos presos políticos han sido positivas.

Valdés ha concedido una entrevista a EFE con motivo de la publicación de "La ficción Fidel", un libro en el que analiza la "pesadilla" del régimen castrista y las perspectivas de cambio con la sustitución del histórico líder por su hermano Raúl Castro.

Valdés es optimista si considera las "inmensas posibilidades" del pueblo cubano, pero pesimista si tiene en cuenta que quien debería impulsar los cambios es Raúl, del que subraya que está en el origen de la dictadura y se ha comportado siempre como un represor.

"Hay una dinastía Castro-comunista" en la que Fidel "es el regente ideológico", de manera que hasta su muerte no habrá reformas sustanciales.

Hasta que se produzca ese fallecimiento, Raúl Castro "gana tiempo" para hacerse fuerte ante otras figuras del régimen como Felipe Pérez Roque, Carlos Lage o Ricardo Alarcón.

Las recientes medidas para que los cubanos puedan comprar teléfonos móviles y DVD o entrar en los hoteles para extranjeros son "cosméticas", dado que carecen del dinero para esos gastos, según la escritora, que nació en La Habana el mismo año (1959) en que los "barbudos" liderados por Fidel Castro y el "Ché" Guevara se hicieron con el poder.

En su libro y en la entrevista Valdés es crítica la "ligereza" de algunos medios de comunicación, que a su juicio no cuentan la verdad sobre la dictadura castrista, así como con "una cierta izquierda" intelectual y política que a veces la justifica con el argumento de que "algún avance habrá habido" con Fidel.

Residente en París y con la doble nacionalidad española y francesa, Zoé Valdés confiesa estar "decepcionada" con una parte de la clase política española "testaruda y poco reflexiva".

Señala que con el Gobierno de José María Aznar hubo un acercamiento a los opositores y disidentes cubanos que después no ha continuado con el de José Luis Rodríguez Zapatero, al que sin embargo reconoce que ha gestionado la puesta en libertad de varios presos políticos.

"La ficción Fidel" nace de una conversación de Zoé con su madre, que una vez le contó que tuvo una pesadilla en la que aparecía Fidel Castro, una circunstancia que también ha afectado a otros amigos suyos.

El término "ficción" también alude a la convicción de la escritora de que el histórico líder cubano es como un personaje de cine - "un frankestein" - que se ha creado a sí mismo con el único objetivo de ser popular y protagonista, un reflejo de su infancia en la que fue víctima del autoritarismo paterno.

Con vistas al futuro, Valdés confía en que la oposición mantenga su diversidad, sin que haya una única figura, ya que entiende que un liderazgo alternativo entre los disidentes sólo beneficiaría al régimen.

También señala que, pese a la impresión contraria, el Gobierno de EEUU no quiere una caída radical del régimen, porque ello podría ocasionar una salida masiva de emigrantes con destino a Miami, un "drama" que Washington quiere evitar.