Martes, 6 de Mayo de 2008

Más de 200 millones de niños no reciben atención sanitaria básica en el mundo

EFE ·06/05/2008 - 14:47h

EFE - Niños indonesios toman un baño en una zona deprimida del este de Yakarta (Indonesia).

Más de 200 millones de niños menores de cinco años de países en desarrollo no reciben el tratamiento médico básico que necesitan, revela un informe divulgado hoy por la organización no gubernamental "Save the Children".

Cerca de 10 millones de niños de esa edad mueren cada año en el mundo, la mayoría de ellos en los países menos desarrollados, donde los menores llegan a triplicar el riesgo de muerte respecto a los niños más ricos, según el estudio anual sobre "el Estado de las Madres" publicado en la página web de la ONG.

Suecia, Noruega e Islandia son, por ese orden, los mejores países del mundo para ser madre, mientras que Níger es el peor en la clasificación de naciones, cuyos últimos puestos monopolizan prácticamente las naciones del África subsahariana.

Además, el informe analiza por primera vez específicamente la situación sanitaria en 55 países en desarrollo que reúnen al 60 por ciento de la población infantil menor de cinco años y donde se producen el 83 por ciento de las muertes infantiles.

En ocho de esos países, con Filipinas al frente, el 60 por ciento de los niños reciben el tratamiento médico básico, que incluye los cuidados relacionados como el tratamiento prenatal o la vacunación,

También Perú, Suráfrica, Indonesia y Turkmenistán han hecho un gran esfuerzo en mejorar la situación en los últimos meses, mientras que en 30 de los 55 países menos de la mitad de los niños reciben la atención que necesitan, incluido Etiopía, el último de la lista con una tasa superior al 80 por ciento de sus menores sin tratamiento médico básico.

"Cuando un niño tiene una enfermedad leve en EEUU va al doctor o compra una medicina en la farmacia, pero esa no es la realidad de millones de madres en los países más pobres y otras comunidades, donde cerca de diez millones de menores mueren cada año", asegura la actriz Jessica Lange, embajadora de la organización.

El informe también analiza la tasa de mortalidad infantil en esos 55 países y en doce de ellos los niños con menos recursos tienen el triple e incluso más probabilidad de morir que los más acomodados.

Azerbaiyán, Brasil, Bolivia, Camboya, Egipto, la India, Indonesia, Marruecos, Nigeria, Suráfrica y Filipinas figuran entre ellos, al igual que Perú, que a pesar de su mejoría en el acceso de los menores a la sanidad básica, ocupa la última plaza de esta lista, ya que un niño peruano pobre tiene 7,4 veces más posibilidades de morir que uno rico.

"Save The Children" asegura que una mejora de la situación en cuanto al acceso de los niños a los antibióticos o las vacunas y respecto a los cuidados en el parto, algo garantizado en los países ricos, puede decidir la suerte de millones de niños.

El 60 por ciento de los diez millones de niños que mueren cada año en el mundo podría salvarse con un tratamiento médico básico cerca de sus casas.