Martes, 6 de Mayo de 2008

Pekín señala que el diálogo continuará en función de los actos del Dalai Lama

EFE ·06/05/2008 - 13:50h

EFE - El Dalai Lama, líder religioso y espiritual tibetano, pronuncia una conferencia como parte de las actividades del Día de La Tierra 2008 realizadas en la Universidad de Michigan, Ann Arbor, EEUU, el pasado 20 de abril.

El Gobierno chino condicionó hoy la continuación del diálogo con el Dalai Lama, el primero mantenido desde las revueltas del 14 de marzo en el Tíbet, a que el líder tibetano muestre "sinceridad, en especial en sus acciones".

"Quiero subrayar que el actual contacto es sólo un principio y que el contacto del Gobierno central con el Dalai es sincero. Mientras el entorno del Dalai ejerza sinceridad, en especial en sus acciones, entonces el contacto continuará", señaló hoy el portavoz de turno de la cancillería china, Qin Gang.

A diferencia del Gobierno tibetano en el exilio, el portavoz eludió responder por qué el encuentro entre dos emisarios del Dalai Lama y dos funcionarios comunistas en la ciudad meridional china de Shenzhen finalizó aparentemente de forma abrupta el domingo, cuando estaba previsto que durara dos o tres días.

Ayer, el Gobierno tibetano exiliado en Dharamsala (India) negó que el encuentro del domingo finalizara antes de tiempo.

"No es verdad. Han finalizado (las conversaciones) siguiendo lo planificado", señaló a la agencia PTI el primer ministro de la Administración Central Tibetana, Samdhong Rinpoche.

El ministro dijo que los enviados del Dalai Lama expresaron a los funcionarios chinos el deseo del líder espiritual de que la paz sea restituida de forma inmediata y calificó de "infundadas" las acusaciones de las autoridades chinas que atribuyen al Dalai Lama la instigación de las protestas de marzo.

Según Pekín, en dichas protestas murió una veintena de civiles a manos de tibetanos violentos, mientras que el Gobierno tibetano asegura que fueron centenares los muertos por la posterior represión militar china, ambos datos imposible de contrastar mientras el Gobierno chino mantenga cerrado el acceso a la región.

Qin guardó también silencio en cuanto a si ese primer contacto tras los disturbios de marzo obtuvo el resultado positivo que esperaba Pekín y volvió a pedir al líder espiritual que deje de provocar la violencia y el boicot a los Juegos Olímpicos que se celebrarán en agosto en Pekín.

Pekín y Dharamsala mantuvieron seis rondas de conversaciones desde 2002 para negociar una solución pacífica al conflicto en el Tíbet y el posible regreso del Dalai Lama, de 73 años, aunque hasta el momento estos encuentros no han fructificado.

Ocho años después de que las tropas comunistas entraran en el Tíbet, en 1959 se produjo un levantamiento contra el poder comunista que finalizó con el exilio del Dalai Lama en la India.