Martes, 6 de Mayo de 2008

Veinticuatro tibetanos ascenderán al Everest con la llama olímpica

EFE ·06/05/2008 - 11:22h

EFE - Veinticuatro tibetanos ascenderán al Everest con la llama olímpica.

El equipo de 36 personas que ascenderá al monte Everest con la llama olímpica, en el que destaca la presencia de 24 montañeros de etnia tibetana, fue anunciado hoy por la prensa oficial china.

"El equipo lo componen alpinistas experimentados y estudiantes universitarios también con experiencia", destacó Zhang Zhijian, portavoz de la expedición, en una rueda de prensa ofrecida en el Campamento Base, a 5.040 metros de altura sobre el nivel del mar.

Diez de los miembros del equipo anunciado hoy son de etnia Han (mayoritaria en China), y los dos restantes de las etnias Tu y Tujia, que habitan en el sur del país asiático.

Tres son mujeres y la media de edad de los montañeros es de 30 años.

Los elegidos forman parte de un grupo de 70 alpinistas que se entrena en Pekín (norte), Yunnan y Tíbet (suroeste) para la histórica ascensión de la llama desde noviembre de 2006, aunque algunos de ellos nunca ha ascendido más allá de los 6.500 metros.

La llama olímpica llegó el 27 de abril al Campamento Base del Everest, al sur del Tíbet, y desde ahí fue trasladada hasta el llamado Campamento Base de Avance, a 6.500 metros de altitud, donde se encuentra ahora.

El fuego ascenderá a lo largo de la ruta tradicional que se utiliza para coronar el Everest, considerada una de las más seguras.

Actualmente el tiempo es soleado en la zona y se espera que, si las condiciones climáticas lo permiten, el fuego de Olimpia llegue por primera vez al pico más alto del mundo (8.844 metros de altura) a finales de esta semana o principios de la próxima.

La expedición, sin embargo, tuvo que retrasarse en los últimos días debido a las nevadas en la cumbre de la montaña, que en su vertiente norte es china y en la sur es nepalí.

Se calcula que llevará cuatro o cinco días coronar la cumbre desde el momento en que la expedición parta del campamento base, pero muchos detalles de la aventura continúan siendo un secreto.

Grupos independentistas tibetanos en el exilio acusan a China de querer llevar el fuego olímpico al Everest como muestra de su dominio sobre el Tíbet.

China defiende su soberanía sobre esa región desde hace siglos y ha extremado las medidas de seguridad en torno al Everest -lo que ha incluido el cierre de la montaña a los alpinistas desde este mes- para evitar protestas independentistas.