Miércoles, 17 de Octubre de 2007

El paraíso de los inmigrantes

Este colectivo supone el 9,9 de la población española, un porcentaje que supera ya al registrado en países con larga tradición inmigratoria en Europa.

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·17/10/2007 - 23:26h

España es ya el segundo país del mundo que más inmigrantes recibe, sólo por detrás de Estados Unidos. Este colectivo supone el 9,9 de la población española, un porcentaje que supera ya al registrado en países con larga tradición inmigratoria en Europa, como Francia, donde son el 9,6% de la población, Alemania, 8,9%, o Gran Bretaña, con un 8,1% de población inmigrante. España es, por tanto, el país más multiétnico de toda la Unión Europea.

Sin billete de vuelta

El dato no es oficial, pero tampoco fue desmentido ayer por la Secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí. Siete de cada diez inmigrantes se asientan de manera definitiva en España y no regresa a su país de procedencia.

Las estadísticas que conforman esta realidad emergente tienen poco que ver con la España de hace sólo diez años. Consuelo Rumí, presentó ayer los datos del II Anuario de la Comunicación del Inmigrante. Un estudio editado por Etnia Comunicación, que actualiza la fotografía cambiante de la inmigración en España. Una realidad que ha llegado para establecerse. A lo largo de 2007, se habrá contratado en origen a más de 200.000 emigrantes, que fue la cantidad que llegó en 2006. Serán más, pero Consuelo Rumí no concretó el incremento, aunque sí recalcó que, en los últimos dos años, “la entrada de inmigrantes a través de canales legales es superior a la llegada de forma clandestina”.

Rumí destacó que las ocupaciones más requeridas continúan vinculadas a los sectores que, tradicionalmente, ocupan más mano de obra inmigrante. Son el sector agrícola, la hostelería, los servicios y la construcción. La secretaria de Estado de Inmigración subrayó también que despunta un nuevo tipo de inmigración relacionada con empleos altamente cualificados para los que tampoco hay mano de obra suficiente en España. Consuelo Rumí mencionó las actividades relacionadas con las telecomunicaciones, o el sector de la informática.

El informe presentado ayer incide muy especialmente en el gran peso económico de la población inmigrante en España. Este colectivo destinará en 2007 más de 40.000 millones de euros a la compra de viviendas y bienes.

200.000 autónomos

Un 15% de la población inmigrante reside en viviendas que son de su propiedad. En cuanto a las remesas de fondos que los inmigrantes envían a sus países de origen, la cantidad aumenta cada año. En 2006 enviaron más de 7.500 millones de euros.

Un total de 200.000 inmigrantes tiene un negocio propio y trabaja como autónomo. Según el estudio presentado ayer, el número de autónomos inmigrantes crecerá ocho veces más que el de españoles en los próximos años.

En la España del año 2025 el colectivo inmigrante podría llegar a los ocho millones.