Archivo de Público
Lunes, 5 de Mayo de 2008

Nuevo récord del crudo al subir un 18% en un mes y un 83% en un año

Se hunde la confianza de los consumidores a mínimos y crecen las suspensiones de pagos

A. E. y D. A. ·05/05/2008 - 21:58h

El petróleo continúa marcando nuevos máximos de precios, lo que es un motivo más de preocupación. Además de subir la gasolina y el gasóleo, eleva la inflación (encarece los costes de producción y de transporte de multitud de productos). Y, como en economía todo está relacionado, si la inflación está alta, el Banco Central Europeo no bajará los tipos de interés y las hipotecas seguirán altas.

El Brent, el indicador para el mercado europeo, cerró ayer en un nuevo récord en 117,99 dólares por barril. En el último mes, su precio ha subido un 18%, un 26% en lo que va de año y un 83% en los últimos doce meses.

En el caso del West Texas, el crudo de referencia para EEUU, su precio marcó ayer también su cierre más alto de todos los tiempos:  119,97 dólares. En el último mes, su precio se ha elevado un 18,7% y casi se ha duplicado en los últimos doce meses, ya que se ha encarecido un 95%.

Malas expectativas

La subida del petróleo y de la inflación, junto con la crisis crediticia y el ajuste económico están provocando el deterioro en la confianza de los consumidores. Ésta se hunde cada vez más, según el  Indicador de Confianza del Consumidor que desde septiembre de 2004 elabora el Instituto Oficial de Crédito y que en abril registró su mínimo histórico (63,8) tras caer 9,3 puntos en un mes y más de 30 puntos en los últimos doce meses.

La pérdida de confianza hace prever una caída más rápida e intensa del consumo en los próximos meses. Eso, a su vez, llevará a una mayor desaceleración del crecimiento económico. Y los malos datos de crecimiento volverán a hundir la confianza, como una pescadilla que se muerde la cola.

Siempre pesimista

Según este indicador de confianza –que se elabora mediante una encuesta mensual a 1.000 consumidores–, existe una percepción optimista cuando el indicador está por encima de 100 y es negativa o pesimista cuando está por debajo de 100. Desde que se inició la encuesta en 2004, el indicador general nunca ha estado por encima de 100.

Para elaborar el indicador de confianza se pregunta por la situación actual de la economía del país, del hogar y del empleo y por las expectativas que se tienen respecto a esas tres variables. En la economía del país se confía poco, ahora y en el futuro, pero cuando se trata de hablar de la situación económica del propio hogar, los consumidores muestran mejores expectativas y, de hecho, en muchos meses ha estado por encima de 100. En abril, el dato fue 96,3.