Lunes, 5 de Mayo de 2008

El maltrato sacude Alovera

La localidad alcarreña registra tres casos de violencia de género en el último trimestre

D. AYLLÓN / P. RAFAEL ·05/05/2008 - 22:23h

Una de las plazas de Alovera, ayer. / GUILLERMO SANZ

Cuando Javier Lacasa, militar de 34 años, mató hace un mes a su ex mujer y al compañero de ésta en Alovera colocó en el mapa a esta localidad alcarreña de casi 11.000 habitantes. Los fallos detectados en el caso no quitó los focos del pueblo. Ahora salta de nuevo a los medios tras producirse el domingo un nuevo caso de violencia de género: una mujer permanecía ayer ingresada en el hospital después de que supuestamente su pareja la agrediera con una arma blanca en el cuello.

Una llamada a la Guardia Civil alertó de madrugada de que en un piso de Alovera se estaba produciendo una fuerte discusión, según informó la Delegación del Gobierno de Guadalajara a Efe. Al llegar a la casa los agentes se encontraron con un hombre, N. I. B., de 30 años, con cortes en las dos muñecas por lo que fue trasladado a un centro de salud.

La mujer fue localizada poco después en una calle cercana con varias heridas en el cuello. Fue ingresada en el hospital Universitario de Guadalajara y, a última hora de ayer, aún no había recibido el alta a la espera de le realizaran algunas pruebas, según señalaron fuentes del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha.

El hombre, pareja de la mujer, quedó detenido por un delito de malos tratos mientras pasa a disposición judicial. Los servicios de ayuda a mujeres maltratadas de la provincia ya se han puesto en marcha. Si así lo desea la víctima, cuando reciba el alta hospitalaria tendrá a su disposición una casa de acogida, explicaron fuentes del Instituto.

Como medida de protección a las víctimas, la comunidad manchega también ofrece a las maltratadas un teléfono móvil que está conectado directamente a los Servicios de Emergencias del 112, sin necesidad de orden de protección. Cuando la mujer realiza la llamada en la centralita aparece todo el expediente de la víctima con todo los detalles de sus caso. Si se siente amenazada se da inmediato aviso a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Fallos de las medidas

En el doble crimen de Alovera del pasado 10 de abril, la mujer contaba con un dispositivo de teleasistencia que también daba aviso a la Policía o la Guardia Civil si ella o activaba al sentirse amenaza. Pero el día que fue asesinada ni siquiera le dio tiempo a pulsar el aparato. Su ex marido, que tenía una orden de alejamiento, se presentó en la puerta de la casa, disparó a su actual pareja y luego fue a por ella. Al acabar, se suicidó.

Tras el crimen, la Inspección del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), elaboró un informe en el que se describía que los abogados de la víctima solicitaron varias veces el ingreso en presión del agresor por quebrantamientos de la orden de alejamiento. El CGPJ pidió la semana pasada que se ampliara la investigación para averiguar qué falló.

Previo a estos dos casos, el pasado 4 de febrero Alovera se vio sacudida otra vez por una muerte machista. Una mujer que residía desde hace poco en la localidad fue asesinada por su ex marido en el piso que hasta hacía poco ambos habían compartido en Guadalajara. Tras el crimen, el hombre se suicidó arrojándose a la autovía desde una pasarela.

Castilla- La Mancha, récord de muertes

1
Mayor tasa de fallecidas

Castilla-La Mancha fue la región que registró en 2007 la tasa más elevada de mujeres fallecidas por violencia de género con 0,6 víctimas por cada 100.000 habitantes. La tasa nacional fue de 0,26.

2
Denuncias en la región

En los juzgados de la comunidad manchega se recogieron 3.885 denuncias por malos tratos en 2007, según datos del CGPJ. Su tasa ocupa el puesto número 13 a nivel nacional.

3
Muertas en 2008

En lo que va de 2008 han muerto 20 mujeres, según datos del Instituto de la Mujer. Durante el año pasado hubo 118 fallecidas.

 


Noticias Relacionadas