Lunes, 5 de Mayo de 2008

Madrid se queda sin colegio catalán por falta de demanda

M.H. ·05/05/2008 - 21:43h

El instituto que iba a albergar el centro catalán. / TITO JIMÉNEZ

Lo anunció la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, a bombo y platillo, durante la campaña electoral y, además, en Lleida: Madrid tendrá un colegio público catalán. Pero no ha podido ser por falta de alumnos. Sólo once familias (diez de catalanes residentes en Madrid y una que vive en Catalunya) han solicitado entre el 26 de marzo y el 15 de abril una plaza en Infantil y Primaria para el próximo curso escolar. La Comunidad de Madrid calculó que en la región hay más de 80.000 familias catalanas.

"No hay número suficiente de familias o alumnos que quieran recibir enseñanza en catalán en Madrid", afirmó ayer la consejera de Educación, Lucía Figar, en la entrega de unos premios escolares. Sin embargo, ofrecerá a los solicitantes abrir una sección catalana en algún colegio público.

La creación del colegio Presidente Tarradellas, nombre del ex presidente de la Generalitat con el que se iba a bautizar al centro, estaba condicionada a una demanda mínima de diez alumnos por clase.

Inviable pedagógicamente

Según Figar, no es viable crear un colegio catalán porque para que un proyecto educativo y pedagógico sea bueno tiene que haber más alumnos por clase. El instituto San Mateo, que se iba a reconvertir en el centro catalán, seguirá teniendo "uso educativo" pero no como instituto, al no contar con la demanda suficiente de plazas, informó la Consejería.