Lunes, 5 de Mayo de 2008

El presidente somalí agradece a Sarkozy su ayuda en la lucha contra la piratería

EFE ·05/05/2008 - 23:09h

EFE - El presidente de Somalia, Abdullahi Yusuf Ahmed, abandona el Palacio del Elíseo tras el encuentro con su colega francés, Nicolas Sarkozy.

El presidente de Somalia, Adbullahi Yusuf Ahmed, agradeció hoy a su colega francés, Nicolas Sarkozy, la ayuda de Francia en la lucha contra la piratería en aguas somalís y, en particular, en el arresto de seis personas que secuestraron un velero galo en la zona el mes pasado.

En una visita a París, Yusuf se entrevistó durante 40 minutos con Sarkozy para repasar la situación de su país, la cooperación bilateral y la ayuda humanitaria al Estado africano.

El encuentro fue programado tras el secuestro el pasado día 4 en el golfo de Adén del velero turístico francés "Ponant", con 30 miembros de su tripulación a bordo, por piratas somalís, que los liberaron una semana después, tras el pago de un rescate por el armador.

La intervención militar francesa posterior, aprobada por Mogadiscio, permitió arrestar a seis de los piratas y recuperar parte del rescate.

Los seis están procesados y encarcelados en Francia, donde la causa en su contra se ha reforzado con el hallazgo de unas notas en las que figuraban todos los participantes en el asalto.

Al término de su entrevista con Sarkozy, Yusuf aseguró a la prensa que agradeció a Francia "su trabajo en la persecución y el arresto de los piratas" y mostró su disposición a que la colaboración bilateral en ese terreno se amplíe.

Posteriormente, tras reunirse con el ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, Yusuf aseguró que los piratas cometieron un delito y "deben pagar".

El presidente rechazó pronunciarse sobre las informaciones publicadas en Francia según las cuales los piratas eran miembros del clan de Yusuf.

"Son de mi región. Poco importa que sean de mi familia. Yo apuesto por la justicia", dijo.

Según el Elíseo, Sarkozy mostró su gratitud a Yusuf por haber permitido a la Armada gala entrar en aguas territoriales somalís y a soldados franceses intervenir en su territorio, así como por aceptar que los seis piratas sean juzgados en Francia.

París considera que Mogadiscio "hizo todo lo posible" por favorecer la solución al secuestro del "Ponant" y valora que Somalia apoye la iniciativa que se votará a mediados de mes en el Consejo de Seguridad de la ONU para combatir la piratería en sus aguas.

Para Francia, esta iniciativa puede servir de "modelo" para que otros países con problemas para luchar contra la piratería puedan abrir sus fronteras marítimas a la cooperación internacional.

La resolución, que parte de una iniciativa franco-estadounidense, cuenta con el respaldo de otros países.

La Presidencia francesa aseguró que España la apoya de forma más decisiva tras "las desventuras" sufridas por el pesquero español "Playa de Bakio", liberado el pasado día 26 tras permanecer secuestrado una semana por piratas somalís.

Según París, la única oposición a la resolución procede de países "tradicionalmente opuestos a cualquier iniciativa que vaya en contra de la soberanía nacional", como China.