Jueves, 18 de Octubre de 2007

Diario de un encuentro

Christina Rosenvinge y Nacho Vegas unen fuerzas en el Rockdelux Weekend

JESÚS MIGUEL MARCOS ·18/10/2007 - 22:06h

Una mañana de otoño, en algún lugar de Madrid: Christina Rosenvinge y Nacho Vegas, vistos juntos. ÁLVARO GARCÍA

En el invierno de 2001, Christina Rosenvinge recibió un email de un tal Nacho Vegas. Un gesto inicial que ha culminado en una de las colaboraciones más fecundas de los últimos años. Christina quiere ganarse el respeto del público español tras su etapa neoyorquina. Nacho exige un lugar entre los grandes de la música cantada en español. Juntos sacan disco y se van de gira.

Invierno 2001
Christina: “La primera vez que supe de Nacho fue por un email que él mismo me envió. Recuerdo que acababa de abrir mi cuenta de correo. Yo estaba en Nueva York y me decía que quería hacer una colaboración conmigo. Cuando volví a España, compré sus discos”.
Nacho: “Sí, yo acababa de sacar mi primer disco. Leí una entrevista en la que Christina hablaba de Townes Van Zandt, un artista del que yo acababa de hacer una versión y que poca gente conocía. Tengo un amigo que es muy fan de Christina y me dejó sus discos, que me gustaron mucho. Sobre todo, Mi pequeño animal. Pero claro, la primera vez que la vi fue en la tele, cuando presentaba FM2, el programa de Diego Manrique. Yo tendría unos13 años”.

Otoño 2002
Nacho: “Christina nunca me respondió el correo. Pero en otra entrevista que leí, le preguntaban por mí y mencionó aquel email. Así supe que al menos lo recibió y que no le había parecido un loco que la quería acosar o algo así”. 

Primavera 2003
Christina: “La primera vez que nos vimos en persona fue en el Primavera Sound de 2003. Me acuerdo perfectamente del momento. Nacho estaba tocando con Migala y yo le vi en el escenario, pero no nos encontramos hasta que yo me bajé del escenario tras mi
actuación”.
Nacho: “La vi bajando o subiendo las escaleras del escenario, con un ampli en la mano. Yo me había hecho una imagen de cómo podría ser ella. Y como de entrada es bastante inaccesible, hasta que no transcurrió mucho tiempo no logré conocerla bien”.

Otoño 2003
Christina: “La siguiente vez que nos vimos fue en el Festival de Cine de Gijón. Allí hablamos más. Entonces, yo ya tenía sus discos. Había
escuchado mucho un EP, En la sed mortal”.
Nacho: “En Gijón, le llevé mi nuevo EP, Canciones desde
Palacio”.
Christina: “Con cada cosa que oía, iba interesándome más y más. Lo que más me llamó la atención fueron las letras que escribía. Están muy por encima de lo que hace la gente en este país. Son letras muy ambiciosas literariamente y con una personalidad muy fuerte”.
Nacho: “Me gusta su voz. Las cantantes de los grupos de la generación indie, que es de donde yo vengo, tenían voces muy pop. Muy bonitas, pero a veces un pelín inofensivas para mi gusto. Christina en cambio tenía un punto más macarra, más rockero”.

Verano 2005
Christina: “Hay un tercer personaje en todo esto. El Día de la Música de hace dos años conocí a J, de Los Planetas. Nos encontramos en el
ascensor del hotel. Yo no le conocía de cara. Le pregunté dónde se desayunaba y nos sentamos juntos.  Estuve colaborando con él. Nacho, que es amigo suyo, también estuvo involucrado en ese proyecto. El contacto
continuado con ellos me animó a escribir canciones en español y con una estructura más sencilla de la que yo había utilizado hasta
entonces”.

Invierno 2007
Nacho: “Nos llamaron de la revista Rockdelux y nos propusieron tocar en este festival juntos. Fue el pretexto ideal. Luego, mi sello, Limbo Starr, nos ofreció grabar un disco”.

Verano 2007
Christina: “En julio, me fui a Gijón y en dos semanas, compusimos y grabamos las canciones. Recuerdo que el día que llegué, cayó una tromba de agua tremenda y hasta llegar a casa de Nacho, por el empedrado de Cimadevilla, nos calamos hasta los huesos”.
Nacho: “Una vez terminado el disco, me gusta el contraste que hay en las canciones. Me gusta la forma que ella tiene de escribir tan elíptica, contando muchas cosas en muy poco espacio. Hay letras de Christina en este disco que me parecen las mejores que ha escrito nunca”.

Otoño 2007
Christina Rosenvinge y Nacho Vegas actúan hoy en Madrid; mañana, en Barcelona; el sábado, en Valencia y el domingo, en Palma de Mallorca. El martes, se publica su EP compartido Verano fatal.