Lunes, 5 de Mayo de 2008

La Iglesia, sola ante sus cuentas

Por primera vez, el Estado no detraerá una cantidad fija de los Presupuestos Generales para la institución eclesiástica

MIGUEL ÁNGEL MARFULL ·05/05/2008 - 13:59h

La Iglesia católica estrena el nuevo modelo de financiación acordado con el Gobierno en 2006. Una fórmula “sin red”, señaló Fernando Giménez Barriocanal, responsable financiero de la Conferencia Episcopal. “Los católicos estamos solos”, presumió el obispo Antonio Algora, encargado del sostenimiento económico de la Iglesia.

El nuevo modelo establece, sin embargo, una soledad muy acompañada. Este año se incrementa del 0,5% al 0,7% el porcentaje que los contribuyentes pueden destinar a la Iglesia en su declaración de la Renta. A cambio —de ahí la ausencia de red—, el Estado deja de entregar la cantidad anual con la que aseguraba, a fondo perdido, la financiación de la Iglesia.

“Este año es el de la verdad de la financiación de la Iglesia católica española”, señaló ayer el responsable de sus cuentas. Por esa razón, los obispos presentaron ayer una campaña de comunicación con dos anuncios amables que intentan animar a los contribuyentes a marcar la casilla de la Iglesia en la declaración del IRPF.

La publicidad contagia también el lenguaje de los obispos. “Compare, y si no le gusta, le devolvemos el dinero”, ironizó Algora para enjuiciar aquellas iniciativas que apuestan por marcar sólo la casilla de otros fines sociales.

Más contribuyentes

Un avance del último ejercicio fiscal, correspondiente al año 2006, permitió a Giménez Barriocanal subrayar un mínimo incremento en el número de contribuyentes que sostiene las cuentas de la Iglesia.

Un total de 18 millones de españoles realizaron la declaración el pasado año. El 33,6% —seis millones— marcaron la casilla de la Iglesia católica únicamente o junto a la de otros fines sociales. Hay que sumarles medio millón más de contribuyentes que declaran en los dos territorios no sometidos a la gestión de Hacienda por su carácter foral, Euskadi y Navarra.

Según la Conferencia Episcopal, en 2006 se produjo un aumento del 0,2% en el número de declarantes que apoyaron a la Iglesia; son un total de 226.000 contribuyentes.

¿Cuánto recauda la Iglesia del IRPF? Una media de 150 millones de euros al año. En el último ejercicio, las cuentas le han salido bien a la jerarquía católica. Percibirán 144 millones de euros, aunque los contribuyentes les han asignado 160, según Giménez Barriocanal. Esta diferencia tiene una explicación: los acuerdos de financiación suscritos entre la Iglesia y el Estado fijan, desde el año 2000, un tope de 144 millones de euros a percibir por cuenta del IRPF.

¿Y cuánto administra? Es la pregunta del millón. “No se puede establecer”, se excusó ayer Giménez Barriocanal. Cada diócesis —hay 69 en España—, y cada parroquia —más de 23.000— gestiona y elabora su propio presupuesto.

El 20% del presupuesto

El responsable de las cuentas de la Iglesia sí invita a un cálculo sencillo para acercarse al presupuesto global de la Iglesia en España: el dinero que recauda del IRPF “cubre el 20% o el 25% de las necesidades básicas de financiación”. La cuenta arroja un presupuesto global anual de 750 millones de euros.



Noticias Relacionadas