Lunes, 5 de Mayo de 2008

Los Lakers se llevan un susto

Los californianos suman una apurada victoria ante Utah Jazz (109-98) en el primer encuentro de la semifinal de la conferencia Oeste de la NBA

ALBERTO CABELLO ·05/05/2008 - 07:10h

Pau Gasol y Kobe Bryant departen durante el partido contra Utah. AGP

Los Lakers han llegado al campamento 2 en su intento de escalar hasta el pico más alto de la NBA, la pendiente se hace más dura, los obstáculos se multiplican y cada vez queda menos oxígeno para llegar hasta la cima. Kobe Bryant es el sherpa que guía a la expedición por la compleja senda de los play-off, a veces se enfrenta a los enemigos cara a cara, otras usa la estratagema de la distracción para que sus compañeros no se detengan en su camino.

Utah Jazz es un rival pringoso, tiene siete vidas, se agarra a la cancha y no hay que perder el paso durante todo el partido para derrotarlo. Hasta el último minuto se prolongó la batalla para sumar la primera victoria de la eliminatoria.

Así fue el primer encuentro de la semifinal de la conferencia Oeste, los Lakers caminaron con cierta tranquilidad hasta la mitad del tercer cuarto, pero detrás estaban los Jazz sin perder de vista la matrícula amarilla.

Ni los 19 puntos de desventaja, ni el esfuerzo reciente ante Houston Rockets les hizo sacar la bandera blanca. Un partido mediocre de los de Salt Lake City todavía da para poner en aprietos a los californianos.

Con jugadores cansados, como Deron WilliamsLa serie tiene mucho que jugar todavía, en el primer partido ya se han visto algunas de las constantes: los problemas de Utah para defender a Kobe, la ventaja de los Jazz en el rebote o las mayores dificultades de Gasol para apoderarse del juego interior.

Cuarteto sobre Bryant

El técnico de Utah rotó hasta a cuatro de sus jugadores para defender a la estrella de los Lakers: Brewer, Miles, Korver y Kirilenko. Cosieron a faltas al 24 que pasó una y otra vez por la línea de tiros libres. No le concedieron demasiados lanzamientos de campo, Jerry Sloan asume la producción de Bryant como un hecho inevitable, la estrategia es contener al resto del equipo.

Kobe es un salvaje, pero sus compañeros son susceptibles de ser domados. Tan sólo la aparición fulminante de Vujacic en el segundo cuarto ofreció algo distinto a lo previsto. Gasol, Odom, Fisher y Radmanovic ya estaban metidos en la jaula. Utah tuvo el punto de mira perdido todo el partido, pero el festín de rebotes ofensivos permitió segundas opciones que maquillaron los malos porcentajes. Mientras, los californianos se enredaban más y más en ataque.

Cada vez fue mucho más complicado anotar, la circulación de balón se metió en la Operación Salida y las asistencias desaparecieron a partir del tercer cuarto. La defensa sobre Bryant mejoró en el último cuarto y el problema ya estaba creado, los Jazz estaban a cuatro puntos.

La suerte para los amarillos es que Utah seguía sin acertar. Pau Gasol apareció en escena, recuperó protagonismo. A dos minutos del final, encadenó un buen palmeó y una conexión oportuna con Kobe. Ocho puntos acumuló el español en el último minuto y medio del partido.

Noticias Relacionadas