Lunes, 5 de Mayo de 2008

Y Raúl le puso la bufanda a la diosa a las tres horas y media

PÚBLICO.ES ·05/05/2008 - 00:05h

 
Y a las 3.10 horas de la madrugada Raúl González Blanco, capitán del Real Madrid, le colocó la bufanda y la bandera de rigor a la diosa Cibeles.

Habían pasado tres horas y media desde que el Real Madrid se proclamara campeón de Liga en el estadio de Osasuna Reyno de Navarra tras culminar un partido épico en el que el conjunto blanco dio la vuelta al marcador en los últimos dos minutos.

Los jugadores lo festejaron por todo lo alto primero en el césped y después en los vestuarios. A la hora salían todos directos hacia La Saeta, el avión oficial del equipo que les llevaría al aeropuerto de Barajas, donde les recibirían centenares de personas ansiosas por ver a sus ídolos y felicitarles por este 31º título de Liga.

La espera se hacía interminable, pero con paciencia y mucha ilusión, miles de personas aguardaban al equipo en Cibeles gracias a la animación del speaker y del disckjockey que el club había contratado para festejar la Liga.

Después del aeropuerto de Madrid los jugadores llegaron hasta el Bernabéu donde montaron en un autobús descapotable, ya mítico en las celebraciones del equipo blanco, y partieron a Cibeles.

A las 02.50 horas de la noche llegaban los campeones de Liga a la plaza donde la diosa se había engalanado para la ocasión. Sonó el 'campeones, campeones' y el himno madridista.

Finalmente, un exaltado Raúl, atravesó la pasarela de seguridad que el ayuntamiento había preparado para la ocasión y le colocó bufanda y dos banderas a la diosa.

Los jugadores terminaron la noche en el estadio Santiago Bernabéu, donde el club organizó una cena con familiares para celebrar el título.

Los jugadores del Real Madrid ya han llegado al aeropuerto de Barajas y se dirigen al estadio Santiago Bernabéu para tomar un autobús descapotable que les llevará hasta la Cibeles para festejar con la afición el título de Liga.