Miércoles, 17 de Octubre de 2007

Golpe policial a la pederastia en Internet

53 detenidos en dos operaciones por distribución de pornografía infantil.

RAMIRO VAREA ·17/10/2007 - 20:57h

Policía y Guardia Civil asestaron ayer un duro golpe a la pornografía infantil en Internet. Las dos operaciones contra la pederastia en la Red se saldaron con 53 personas detenidas por toda España.

En los registros domiciliarios, los agentes incautaron numerosos equipos informáticos y millones de fotografías y vídeos de contenido sexual explícito con menores. Además, en ambas acciones policiales se han identificado direcciones IP de usuarios de países de todo el mundo.

La operación coordinada por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía Nacional acabó con 23 detenidos en varias provincias por compartir archivos pornográficos de menores a través de redes de intercambio. Los agentes hallaron en su poder hasta 11 vídeos en los que una niña de unos ocho años era sometida a distintos abusos sexuales por parte de un adulto. El agresor, de 28 años y nacionalidad peruana, fue localizado y arrestado el pasado mes de marzo en Madrid, donde vivía desde hacía 9 años. El hombre ingresó en prisión.

Fue el comienzo de la investigación. La Policía analizó con sumo detalle las grabaciones y descubrió que las imágenes habían sido obtenidas en España, "algo que no es usual ni corriente porque la mayoría de los vídeos se graban en el extranjero", explicaron fuentes del caso.

Finalmente, los agentes pudieron identificar a la menor. Los abusos comenzaron cuando la pequeña contaba con 8 años y se prolongaron durante cinco años, hasta que la niña cumplió los 13. El detenido era amigo de la madre, que no sospechaba nada de lo que ocurría con su hija. Fue a través de esta amistad como el hombre accedió hasta la menor. De hecho, los agentes comprobaron que el domicilio materno salía en buena parte de los vídeos.

Además, la Policía descubrió que otra amiga de la pequeña, doa años menor que ella, también había sufrido absusos sexuales por parte del detenido, aunque en esta ocasión no hubo grabaciones. Las pesquisas policiales han permitido identificar a 23 poseedores de estos vídeos en España y casi 400 IP de usuarios de otros países.

1.200 afectados en el mundo

Por su parte, la Guardia Civil ha detenido a 30 personas y ha imputado a otras 44 como presuntos autores de un delito de corrupción de menores por distribuir material pederasta por Internet. Quince de los arrestados ya han ingresado en prisión. Se trata del mayor golpe contra la pornografía infantil en España desarrollado hasta la fecha. Esta operación afecta a 1.200 personas de todo el mundo, en países que van desde China a EEUU, Arabia Saudí o las Islas Bahamas.

El material incautado es "de sexo explícito muy duro en el que aparecen impúberes", explicó ayer el fiscal del Servicio de Criminalidad Informática, Fernando Herrero Tejedor, quien calificó de "terribles y extremadamente violentas" algunas de las escenas. Este delito está castigado con penas que van de los cuatro a los ocho años de prisión.

Los agentes intervinieron numerosos equipos informáticos, que aún están siendo analizados. El visionado de las imágenes puede prolongarse durante meses.