Domingo, 4 de Mayo de 2008

Declaran el estado de emergencia en Birmania tras un ciclón que deja 5 muertos

EFE ·04/05/2008 - 11:07h

EFE - Foto facilitada por la Voz Democrática de Burma que muestra los daños provocados por el ciclón tropical Nargis en la avenida principal de Yangón, Birmania.

El Gobierno militar de Birmania (Myanmar) declaró el estado de emergencia en el sur del país, incluido Rangún, la antigua capital, después de que el ciclón Nagris causara al menos cinco muertos y dejara hoy rastros de destrucción.

Los fuertes vientos, de 190 a 240 kilómetros por hora, causaron el corte del suministro de electricidad y teléfono en todas las poblaciones del delta del río Irrawaddy, según informó la televisión estatal birmana tras reanudar la emisión.

El estado de emergencia en Rangún, Pegu, Irrawaddy y los estados Mon y Karen, fue declarado por el general Thira Thura Tin, primer secretario de la Junta Militar, que intenta evaluar los daños y, hasta el momento, no ha facilitado información sobre víctimas.

Según radio Mizzima, las víctimas murieron en la antigua capital a causa de la caída de arboles o al recibir algún golpe de los objetos que arrancaba el viento de los edificios.

En Rangún, donde residen cerca de 5 millones de personas, varios edificios pequeños y próximos a la Universidad se desplomaron parcialmente, y las calles de la ciudad estaban hoy casi desiertas y se apreciaban cuantiosos daños en casi todas partes, de acuerdo a las declaraciones de distintos residentes.

Los fuertes vientos levantaron los tejados de cientos de casas, tumbaron antenas y arrancaron numerosos arboles de las calles de Rangún.

Según la televisión estatal, casi la mitad de los edificios de las ciudades y pueblos del delta del río Irrawaddy y de la costa de la bahía de Bengala, resultaron dañados o se desplomaron.

Al menos cuatro barcos atracados en los muelles de Rangún, naufragaron a causa de las olas de casi 3,5 metros de altura, indicó la prensa estatal birmana.

Mientras en muchos hogares se empleaban generadores para paliar la falta de electricidad, la compañía estatal de suministro anunció por medio de la televisión que tardará varias semanas en restablecer el servicio en Rangún.

Un helicóptero militar efectuó por la mañana varios vuelos sobre el centro de Rangún para, según los habitantes, examinar los daños causados por el ciclón de categoría 3, que alcanzó el sur del país hacia el mediodía del pasado sábado y enfiló unas horas después en dirección al noroeste de la vecina Tailandia.

En Bangkok, la capital tailandesa, la representación regional de Naciones Unidas indicó que los jefes de sus agencias humanitarias mantendrán el próximo lunes una reunión en Rangún con la Cruz Roja Internacional con la finalidad de examinar la situación en Birmania tras el paso del ciclón y preparar un plan de ayuda.

El estado de emergencia se ha declarado una semana antes de la celebración, el 10 de mayo, de un referéndum para aprobar el texto constitucional redactado por el régimen militar sin contar con el apoyo de la oposición democrática.

Las autoridades, que controlan todos los medios de comunicación del país, no han indicado si la catástrofe afectará a la celebración del plebiscito en las zonas dañadas.

En la vecina Tailandia, antes de que entrase el ciclón tropical Nagris, el Gobierno declaró el estado de alerta en 16 provincias del norte y del oeste del país en las que se prevé pueden producirse inundaciones y corrimientos de tierra.