Sábado, 3 de Mayo de 2008

Fallece inesperadamente Calvo-Sotelo, el segundo presidente de la Democracia

EFE ·03/05/2008 - 16:08h

EFE - Fotografía de archivo (06/10/03) del ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo, que ha fallecido hoy a los 82 años en su domicilio de Pozuelo de Alarcón (Madrid) de manera repentina, según ha confirmado a Efe su hijo mayor.

El segundo presidente de la Transición, Leopoldo Calvo-Sotelo y Bustelo, ha muerto en su domicilio de Madrid este mediodía, a los 82 años, de forma repentina e inesperada. El que fue el responsable del ingreso de España en la OTAN es el primer jefe de Gobierno de la Democracia que fallece.

Calvo-Sotelo, casado con Pilar Ibáñez-Martín y padre de 8 hijos, será enterrado el lunes en Ribadeo (Lugo), tras un velatorio público que comenzará mañana a las 09:30 horas en el Congreso de los Diputados. El Funeral de Estado está previsto que se celebre dentro de tres o cuatro días

El ex jefe del Gobierno, marqués de Ribadeo desde 2002, no padecía ninguna enfermedad y ha muerto repentinamente en su domicilio de Pozuelo de Alarcón. "Se le ha parado el corazón", ha informado a EFE su primogénito, Leopoldo.

Los Reyes, los Príncipes, y el presidente del Gobierno han hecho llegar su pésame a la viuda y a los familiares de Calvo-Sotelo, que ha sido velado todo el día en su domicilio, donde esta tarde se ha oficiado un servicio religioso al que ha asistido el ex presidente José María Aznar.

Los dirigentes políticos han valorado hoy de forma unánime su contribución a la consolidación de la democracia en España en unos difíciles momentos políticos, en los que demostró su talla como "hombre de Estado".

Calvo-Sotelo no fue elegido en las urnas sino designado por la UCD para sustituir a Adolfo Suárez, que había dimitido el 29 de enero de 1982 debido a las luchas internas en su partido y a la complicada situación política y económica del país, y fue en medio de la votación de su investidura cuando se produjo la intentona golpista del 23-F.

El fallecido, que presidió el Gobierno desde febrero de 1981 a diciembre de 1982, fue también el primer presidente de la Democracia que necesitó dos votaciones para que su candidatura saliera adelante y cuando se repitió, dos días después del asalto del teniente coronel Antonio Tejero al Congreso de los Diputados, obtuvo mayoría absoluta.

El ex presidente, retirado de la política activa desde 1987 aunque próximo a las tesis del PP, era seis años mayor que Suárez, que padece una enfermedad neurológica degenerativa desde comienzos de esta década.

Calvo-Sotelo, doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, vivió una complicada situación política durante su año de presidencia porque no solo afrontó el 23-F sino el intento de golpe de estado que preparaban los coroneles para el 27 de octubre de 1982, solo un día antes de que las votaciones en las urnas dieran la victoria absoluta a Felipe González.

El ex jefe del Gobierno, que era académico de la Real Academia de Ingeniería y de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas y miembro del Patronato del Real Instituto Elcano, tuvo su última aparición pública el pasado 14 de febrero en un acto organizado por el Fórum Europa en el que intervenía el vicepresidente segundo del Gobierno, Pedro Solbes.

Nacido en Madrid el 14 de abril de 1926, inició sus estudios de Bachillerato en Ribadeo y en 1942 empezó a estudiar en la Escuela Técnica Superior de Caminos de Madrid, en la que terminó con el número uno de su promoción.

Entre 1954 y 1968 desempeñó cargos en la empresa privada y pública, entre ellos los de consejero delegado de Unión de Explosivos Río Tinto y presidente del consejo de administración de Renfe.

En 1971 fue designado procurador en Cortes y cuatro años después ya era ministro de Comercio en el primer Gobierno de la Monarquía, presidido por Arias Navarro y luego, con Suárez, titular del Departamento de Obras Públicas (1976-77).

Fue elegido diputado por Madrid como independiente en la lista de UCD y nombrado su portavoz en el Congreso. Durante esa legislatura, fue firmante en representación de UCD de los Pactos de la Moncloa y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido.

En 1978 fue nombrado ministro de Relaciones con las Comunidades Europeas y en las elecciones generales del 1 de marzo de 1979 fue reelegido diputado por Madrid.

Continuó al frente del mismo ministerio hasta la remodelación de septiembre de 1980, cuando pasó a desempeñar el cargo de vicepresidente segundo para Asuntos Económicos.