Sábado, 3 de Mayo de 2008

El Rey dice que el Dos de Mayo reflejó una toma de conciencia de la identidad nacional

EFE ·03/05/2008 - 09:17h

EFE - Los Reyes de España, acompañados por el Príncipe de Asturias durante los actos conmemorativos del bicentenario de la revuelta popular de Madrid contra las tropas francesas el Dos de Mayo de 1808 que presidieron en la localidad madrileña de Móstoles.

El Rey rindió ayer homenaje al pueblo español y los caídos en la Guerra de la Independencia y dijo que el Dos de Mayo de 1808 se adelantó a sus instituciones y reflejó "una toma de conciencia de identidad nacional, de la Nación, basada en las ideas de libertad, unidad, igualdad y solidaridad".

Don Juan Carlos, acompañado por la Familia Real y en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de la jefa del Ejecutivo de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y de otras altas instituciones del Estado presidió los actos de conmemoración del bando de los alcaldes de Móstoles contra los invasores franceses, celebrados en esta localidad madrileña.

El Monarca, quien recordó que hace cien años su abuelo, el rey Alfonso XIII, presidió en Móstoles el Centenario del levantamiento, recalcó que fue "una jornada cuyo protagonista no fue otro que el pueblo español, verdadero titular del ser y del destino de nuestra Nación", que marcó el inicio de una intensa y heroica gesta de lucha colectiva por la soberanía y la libertad.

Después de recordar a los "héroes" de aquellos hechos Andrés Torrejón y Simón Hernández- y al redactor del bando Juan Pérez Villamil- el Rey indicó que, al cabo de dos siglos, aquel episodio representa la encarnación de la dignidad de un pueblo que, como dijo el poeta, "no podía ser esclavo porque sabía morir".

Don Juan Carlos expresó que esta jornada de homenaje cobra hoy "una nueva dimensión en el espacio europeo de paz, integración y solidaridad al que pertenecemos" y permite "constatar con orgullo la realidad de la España de hoy que juntos hemos construido".

"Una España moderna, libre, democrática, unida, plural y diversa, basada en los conceptos de justicia, igualdad y solidaridad, que asegura nuestra preciada Constitución", reseñó.

También se hizo eco el Rey de que los hechos ocurridos ese Dos de Mayo condujeron a la Constitución de 1812, la primera de nuestras Cartas Magnas -en cuya redacción participaron los diputados americanos- y que fue la primera en proclamar el concepto de Nación, en crear un parlamento moderno y en establecer la libertad de prensa.

Todo aquello, la Guerra de la Independencia, la Constitución de 1812 y los procesos de la emancipación americana, continuó el jefe del Estado, reflejan los componentes esenciales de un mismo y extenso ciclo histórico a ambos lados del Atlántico.

Porque, continúo, marcaron al mundo hispánico en su conjunto y contribuyeron "a configurar los perfiles de la nueva América y de la España moderna y constitucional".

El Rey, que intervino en el Ayuntamiento después de recibir la Medalla de Honor de la Ciudad, subrayó su admiración por esta villa -que celebra el aniversario bajo el lema "pasión por la libertad- que unió su nombre a la Historia de España y de toda Europa y hoy "sigue alentando el dinamismo de una ciudad moderna, universitaria y en constante transformación".