Viernes, 2 de Mayo de 2008

Rajoy admite que en el partido existe "ruido"

El líder del PP da por zanjada su polémica con Aguirre, «si es que la hubo» // Admite que el partido ha atravesado por «dificultades» pero asegura que ahora están mejor que «hace 15 días»

YOLANDA GONZÁLEZ ·02/05/2008 - 21:52h

El día de la Comunidad de Madrid fue también para el PP el día de la tregua, de dejar en casa las rencillas y de medir las palabras. Nadie mantuvo que el partido fuera un balneario, pero sí intentaron escenificar que estaban haciendo esfuerzos para que las aguas volvieran a su cauce.

El presidente del PP, que con su presencia en la Puerta del Sol zanjaba la última polémica con Esperanza Aguirre, comenzó sus declaraciones a los medios de comunicación señalando que el levantamiento del pueblo de Madrid en 1808 "nos recuerda la libertad como fundamento de la persona". Pero no se le permitieron más referencias a la fiesta grande de los madrileños. Rajoy no pudo evitar responder a preguntas sobre la situación de su partido.

Dar la talla

El líder del PP aseguró que si algo tiene previsto para el partido en los próximos meses es que "dé la talla y esté a la altura de las circunstancias". "Tengo seguro que lo va a estar", añadió. Rajoy no ocultó "que todo el mundo conoce" que el partido ha atravesado "momentos de dificultad".

Llegó incluso a hablar del "ruido que hay en el partido". Pero intentó lanzar un mensaje de tranquilidad a los que integran las filas del PP y a los ciudadanos que les han apoyado en las urnas: "El partido va a presentarse como un partido unido, vamos a hacer un esfuerzo de integración, vamos a dar oportunidades a gente que se las merece y tiene ganas de trabajar.

Pero vamos a jugar a aquello de que no se ganan amigos por la vía de la sustitución, sino por la vía de la ampliación". Su mensaje sonaba a justificación ante aquellos veteranos del PP que se han sentido desplazados en el reparto de cargos que ha hecho en el Congreso de los Diputados.

A la hora de ofrecer un resumen sobre la situación en la que se encuentra ahora su partido, recurrió a los juegos de palabras. "Las cosas están mejor que hace 15 días y dentro de 15 días estarán mejor de lo que puedan estar hoy". Un recurso del que también tiró a la hora de referirse a su relación con Esperanza Aguirre. El líder del PP señaló que "en el supuesto de que hubiera habido" cualquier tipo de polémica con la presidenta, ésta "ya está zanjada". La lideresa le siguió la corriente: "Como no ha existido nunca, no tenemos que dar por zanjado nada". Y como muestra de la buena sintonía que dice tener con su jefe, aseguró que éste le acompañará el domingo 25 en un acto en el que el PP de Madrid celebrará los resultados de las municipales y autonómicas.

Sus planes de cara al Congreso de junio tampoco faltaron. En una entrevista a la Cadena Ser aseguró que no iba a disputar el liderazgo a Rajoy. No obstante, sugirió que Francisco Camps podría ser un "excelente" presidente del PP y Esteban González Pons un buen secretario general.

No compartió tanto con los valencianos el contrato de integración para inmigrantes que está preparando la Generalitat. Desmarcándose de la que también fue propuesta estrella de su partido en la campaña, destacó que el compromiso que tienen que asumir los que vienen de fuera es cumplir estrictamente las leyes. "El mismo que tienen que asumir los que están aquí". Este es exactamente el discurso del PSOE.

Despachó los rumores sobre que Aznar ha llamado a la calma a los veteranos del partido con tono irónico: "Debe considerarme una pipiola porque no me ha llamado."

Primarias

Sobre el tema de las primarias se mostró muy cauta a la hora de asegurar que estudiará "con cariño cualquier propuesta de los militantes". Sin embargo, dos de sus cargos de confianza se mostraron divididos. El secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados, cree que no se adaptan a la estructura del partido. Ignacio González, ‘número dos' de Aguirre, se mostró abierto a conocer la propuesta, siempre que no sean como las del PSOE.

Fuera ya de los debates internos del partido, Rajoy aseguró que el PP pedirá explicaciones al Gobierno en el Congreso sobre el nombramiento de David Taguas, algo que considera "inaceptable y muy poco serio".