Viernes, 2 de Mayo de 2008

Rajoy ve zanjada la polémica con Aguirre y defiende la ampliación en el PP, no la sustitución

EFE ·02/05/2008 - 18:57h

EFE - El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy (i), saluda a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante la ceremonia de entrega de las medallas de la Comunidad de Madrid, con motivo de la fiesta oficial de la región, en coincidencia con el bicentenario de la Guerra de la Independencia.

El líder del PP, Mariano Rajoy, considera que su polémica con la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, "en el supuesto de que la hubiera habido, está absolutamente zanjada", y, sobre la futura dirección de su partido, apuesta por "la ampliación", no por "la sustitución".

En declaraciones a los periodistas durante la recepción oficial ofrecida por Aguirre con motivo del Día de la Comunidad de Madrid, Rajoy ha destacado que el PP se encuentra "mucho mejor que hace 15 días", ha asegurado que desconoce de cuántos avales dispone ya su candidatura y ha subrayado que el debate sobre la propuesta de primarias habrá de hacerse en el Congreso Nacional de junio.

Tras indicar que no puede comentar unas opiniones de José María Aznar que solo conoce por lo que ha leído hoy en la prensa, el líder del PP ha querido dejar claro a los militantes que, "a pesar del ruido que hay", esta formación va a presentarse "como un partido unido", va a hacer "un esfuerzo de integración" y va a "dar oportunidades a gentes que las merece y tiene ganas de trabajar".

"Vamos a jugar a aquello de que no se ganan amigos por vía de sustitución, sino por vía de ampliación", ha recalcado Rajoy, antes de añadir: "las cosas están mucho mejor que hace 15 días y dentro de 15 días estarán mejor de lo que puedan estarlo hoy".

El presidente del PP ha pedido en todo caso que, "en estos momentos, que han sido de dificultad, como todo el mundo conoce, el Partido Popular dé la talla y esté a la altura de las circunstancias", si bien ha matizado a continuación: "estoy absolutamente seguro de que lo va a estar".

A preguntas de los periodistas, Rajoy ha explicado que, durante los actos oficiales de hoy, ha estado "charlando con el alcalde" de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, porque le conoce "desde hace veintimuchos años" y siempre ha tenido "una extraordinaria relación" con él.

En cuanto a Aguirre, ha considerado "absolutamente zanjada" su polémica con ella, "en el supuesto de que la hubiera habido", y ha destacado que, además de hoy, ambos coincidirán el próximo lunes en la presentación de un libro de Jaime Ignacio del Burgo y el día 25 en un acto de partido para conmemorar el resultado del PP en las elecciones autonómicas y municipales de hace un año.

Rajoy ha eludido pronunciarse sobre la propuesta de celebrar elecciones primarias en el PP para elegir a su candidato a la presidencia del Gobierno y se ha limitado a recordar que el PP se encuentra ahora en "un debate abierto" precongresual, que "dentro de pocas fechas" se presentarán los proyectos de ponencias y que "cada militante puede opinar lo que estime oportuno y conveniente".

"El debate se hará en el congreso -ha insistido- y lo único que espero es que sea un debate del que salga un partido más unido, más fuerte y a la altura de lo que esperan más de 10 millones de españoles que nos dieron su apoyo" y "otras muchas personas" que quieren "que haya una oposición que cumpla su función: controlar al Gobierno y al mismo tiempo ser capaz de presentar una alternativa".

El líder del PP asegura que desconoce si su candidatura a la reelección como presidente del partido cuenta ya con 2.000 avales, pero subraya que, en sus recientes contactos con militantes y simpatizantes de diferentes puntos de España, ha visto "a la gente muy animada" y apoyándole.

"Me he sentido muy apoyado y esa es una de las razones importantes por las que me presento a candidato en el próximo congreso", ha recalcado, en este sentido.