Jueves, 1 de Mayo de 2008

La ultraderecha marcha por Madrid contra los trabajadores inmigrantes

La manifestación, la primera de las dos convocadas este puente se desarrolló sin incidentes. "La inmigración destruye tu nación" o "La inmigración no es la solución", algunos de los lemas

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·01/05/2008 - 19:42h

Centenares de personas se manifestaron a las 18.00 horas de hoy en Moncloa respondiendo así al llamamiento de la plataforma ultraderechista 'Nación y Revolución', convocante de la concentración que marchó hasta Plaza de España bajo el lema 'Por los Derechos de los trabajadores españoles' con motivo del Día Internacional del trabajo. La concentración, que contó con el beneplácito de la Delegación de Gobierno, marchó desde el número 88 de la calle Princesa hasta Plaza de España escoltada por una docena de furgones de la Policía

Los asistentes, en su mayoría varones, marcharon hacia Plaza de España gritando lemas como "Europa, nación, revolución", "Ayudas sociales para los nacionales" o "contra el capital, socialismo nacional", y caminaron tras una pancarta que decía "Por los derechos de los trabajadores"

Fuentes de la Delegación del Gobierno señalaron a Europa Press que, "en esta ocasión", los lemas de ambas convocatorias, así como los recogidos en su página web, no albergan frases que vulneren los derechos constitucionales o racistas y porque se trata de un partido legal. De hecho, Nación y Revolución se presentó a las pasadas elecciones generales por el Senado en algunas circunscrpciones españolas.

Sin incidentes por ahora

Diversos colectivos de izquierdas y asociaciones vecinales lanzaron ayer una la "alerta antifascista" para impedir dos manifesaciones ultraderechistas autorizadas en Madrid para hoy y mañana, así como un concierto secreto de grupos neonazis para el sábado 3 por 'Nación y Revolución' y su partido político Combat España.

No obstante, hacia las 18.30 horas no se había producido ningún tipo de conflicto durante la marcha ni hubo señales de colectivos antifascitas.

Los asistentes ocuparon dos de los carriles de la calle Princesa hasta Plaza de España mientras gritaban "la inmigración no es la solución", "la lucha obrera será nuestra bandera", "la inmigración destruye tu nación" o "los rojos son unos mierdas".

A su llegada a plaza de España formaron un gran círculo y extenderon una pancarta en el suelo con el nombre de todos los compañeros en prisión. Además, allí un portavoz leyó un manifiesto afirmando que la lucha obrera "no es sólo patrimonio de marxistas, sino que también existen trabajadores orgullosos del pueblo al que pertenecen".

Por último, se refirieron al problema del paro y lo achacaron a la "llegada de la Constitución a España" al tiempo que criticaron "que a los inmigrantes se les de más facilidades que a los obreros españoles".