Miércoles, 17 de Octubre de 2007

El presidente iraquí insta a Turquía a no intervenir en el Kurdistán

EFE ·17/10/2007 - 17:58h

EFE - El presidente francés, Nicolás Sarkozy (i), da la bienvenida a su homólogo iraquí, Jalal Talabani, hoy en el Palacio del Elíseo en París. EFE

El presidente iraquí, Yalal Talabani, apostó hoy en París por la "sabiduría" del primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, para que Turquía no intervenga militarmente en el norte de Irak contra las bases del Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK).

"Esperamos que la sabiduría de nuestro amigo, el primer ministro (turco), sea lo bastante fuerte, que no haya una intervención militar", declaró Talabani, tras reunirse con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, en el Elíseo.

Tras el asesinato de quince soldados en dos ataques del PKK a comienzos de mes, el Gobierno turco decidió pedir la autorización al Parlamento para una operación militar en el norte de Irak que acabe con la presencia de ese grupo en la región.

La Asamblea turca discutirá hoy la petición gubernamental y se espera que la mayoría de los diputados voten a favor del envío de soldados turcos más allá de sus fronteras.

Talabani, que es kurdo, dijo que el Gobierno iraquí está dispuesto a "cooperar con las autoridades turcas para llegar a un acuerdo" y mencionó la activación de la comisión integrada por Turquía, Irak y Estados Unidos para resolver el problema.

Tras señalar que "consideramos las actividades del PKK como hostiles" al pueblo y los intereses turcos, llamó a ese partido ilegalizado en Turquía a "cesar los combates y las llamadas actividades militares".

Tras la reunión con Sarkozy, Talabani acudió al Ministerio de Exteriores para un almuerzo con su titular, Bernard Kouchner.

Ante la prensa, Talabani volvió a mostrarse optimista respecto al contencioso con Ankara y dijo: "no creo que se perfile en el horizonte un ataque turco, no tienen intención de hacerlo a pesar de haber pedido el permiso al Parlamento".

El vicepresidente iraquí, Tariq Al Hashimi, ha abandonado hoy Turquía tras entrevistarse con sus principales autoridades y el resultado es positivo, según Talabani, quien no obstante subrayó que su Gobierno carece de medios para hacer frente a las milicias del PKK, ya que el Ejército y la Policía están comprometidas en conseguir la seguridad en otras partes del país.

"Los necesitamos para garantizar la paz en Bagdad, no en las montañas", afirmó el presidente iraquí, quien apuntó que la colaboración de las autoridades del Kurdistán iraquí con Turquía es absoluta.

Talabani dijo ignorar unas declaraciones del presidente sirio, Basher al Asad respecto al apoyo de su país a una posible operación militar de Turquía contra las bases de los rebeldes del PKK kurdo en el norte de Irak.

A este respecto, el presidente iraquí aseguró que si esas manifestaciones "son verdaderas lo lamentaría, porque contradicen la promesa de nuestro hermano sirio de respetar la integridad y la soberanía de Irak".

El 2 y 3 de noviembre Estambul acogerá una conferencia ministerial destinada a que los vecinos de Irak analicen la situación de ese país y la manera de ayudar.

El ministro francés de Exteriores, Bernard Kouchner, aseguró hoy que estará presente en esa cita y reiteró el apoyo de su Gobierno a la estabilidad de Irak y su condición de Estado soberano e independiente.

En su entrevista, Talabani y Kouchner examinaron las perspectivas de cooperación, que de una manera inminente pasarán por más ayuda sanitaria francesa.

Ambos hablaron del interés por desarrollar más los vínculos económicos, en especial en el ámbito del petróleo, ya que la empresa francesa Total está presente desde hace años.

Kouchner dijo ser favorable a que las empresas francesas tengan más presencia en Irak, pero llamó la atención sobre la necesidad de mejorar las condiciones de seguridad.