Jueves, 1 de Mayo de 2008

Sombras y dudas se ciernen sobre la Fundación dos de mayo

La oposición cree que la fórmula jurídica elegida por Aguirre impide el control del dinero

MIGUEL ÁNGEL NIETO ·01/05/2008 - 17:48h

No hay datos concretos sobre el presupuesto que maneja la Fundación Dos de Mayo, Nación y Libertad, afirma José Antonio Díaz, responsable de Cultura del PSOE en la Asamblea de Madrid. "No sé si existen o no aportaciones privadas de dinero", añade el director de la propia Fundación, el historiador Fernando García de Cortázar.

Cualquier partida de gastos pasa por manos de la presidenta 

Se afirma desde la oposición autonómica que la adjudicación de cualquier partida de gastos pasa directamente por manos de Esperanza Aguirre, presidenta de la Fundación. No en vano, 11 de los 14 miembros de su Patronato son a su vez altos cargos del equipo de Aguirre y representan a seis de las consejerías del Ejecutivo autónomico. El vicepresidente, Ignacio González, es también vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

Cajamadrid, como patrocinador, donó diez millones a la Fundación

El propio director de la Fundación, García de Cortázar, reconocía a este diario que sin el visado del Patronato no puede realizar gastos superiores a 50.000 euros. Los patronos que no forman parte de las consejerías de Aguirre, según uno de sus miembros, se limitan a "valorar proyectos" y a "recibir doctrina".

Para la oposición, hay sombras y dudas sobre la forma jurídica elegida por Aguirre para conmemorar los actos del Dos de Mayo de 1808, los fastos de la Guerra de la Independencia y el bicentenario de la proclamación de la Constitución de 1812. "Una fundación es mucho más difícil de fiscalizar que una comisión política", aclara el socialista Díaz, "porque permite aportaciones privadas y una gestión sin ningún tipo de control político". De la estructura de la Fundación, de hecho, fueron excluidos el PSOE e IU, como partidos y como grupos parlamentarios de la Asamblea de Madrid.

Desde estos partidos, y a propósito del mayor o menor control, se pone como ejemplo la distribución a través de Abc, de forma gratuita, de un libro explicativo sobre la Fundación, algo que no se ofreció a otros medios de comunicación. Uno de los patronos destaca, por su parte, la reciente edición de medio millón de ejemplares de tres novelas destinadas a ser distribuidas en colegios.‘Simbólicos' 600.000 euros Desde la Fundación, sin embargo, todo es transparencia según sus portavoces. Fue presentada en público en septiembre de 2007 y la Comunidad hizo una aportación inicial de 600.000 euros, "una cantidad simbólica" para el despliegue que se viene realizando.

Cajamadrid, por su parte, donó diez millones de euros a cambio de ser patrocinador único de los eventos. Un dinero a distribuir a lo largo de los próximos cinco años para actos y promoción. Dicha aportación representa el 95% del capital de la Fundación. Los miembros ejecutivos y más representativos de la institución (García de Cortázar, Manuel Barranco y el gerente, Enrique Osorio) no reciben sueldo alguno por su trabajo.

Una de las grandes polémicas en torno a la institución tiene su origen en el desplante hecho por Ruiz-Gallardón en la presentación de la Fundación. El alcalde madrileño prefirió incorporarse a la Comisión Estatal creada para la conmemoración de estos mismos eventos. La segunda polémica es la estructura jurídica elegida por Aguirre, la fórmula de Fundación, creada "con afán recaudatorio".

Curas, monjas y otros agraciados

Las subvenciones por inversión o mantenimiento adjudicadas por la CAM en abril de 2008, según su Boletín Oficial (BOCM), han recaído mayoritariamente en entidades religiosas o para la promoción de la familia. Desde la Iglesia Evangélica Ejército de Salvación hasta la Alianza Cristiana de Jóvenes, pasando por la UIVE –vinculada a los Guerrilleros de Cristo Rey y que a lo largo de los últimos años ha percibido más de un millón de euros–.

Parroquias, compañías de caridad, residencias religiosas, fundaciones evangélicas, hermandades, órdenes hospitalarias, institutos sociales, clubes o casas misioneras ocupan varias de las páginas del BOCM número 78. La relación es casi interminable. El conjunto de las adjudicaciones a casi un centenar de este tipo de entidades –de marcado carácter religioso y conservador– supera el millón de euros, y ello sin contar entidades como la Asociación para la Defensa de la Nación Española o Dignidad y Justicia. En julio del pasado año, otro ejemplo: la Dirección General de la Juventud destinó el 70% de sus ayudas a asociaciones antiabortistas.

Otras que llevan años pidiendo ayudas a la CAM, como la Asociación 11-M Víctimas del Terrorismo, presidida por Pilar Manjón, siguen sin recibir un solo euro del dinero de los madrileños que en su declaración de la Renta dedican su 0,7% a fines sociales.