Miércoles, 17 de Octubre de 2007

Bruselas defiende la renta mínima ciudadana para acabar con la pobreza en Europa

EFE ·17/10/2007 - 16:54h

EFE - La CE prentende que los Veintisiete miembros de la Unión Europea reconozcan el derecho básico de sus ciudadanos a una renta mínima, para terminar con el riesgo de pobreza que sufre un dieciséis por ciento de los europeos. EFE

La Comisión Europea (CE) quiere que los Veintisiete estados miembros de la UE reconozcan el derecho básico de sus ciudadanos a una renta mínima, con el fin de acabar con el riesgo de pobreza que sufre un dieciséis por ciento de los europeos.

Bruselas pidió hoy el reconocimiento de este y otros derechos de carácter social y laboral en una propuesta para atajar la pobreza y la exclusión laboral que será remitida a los Estados, y la patronal y sindicatos para su discusión en los próximos meses.

Según los datos de la CE, el diez por ciento de los europeos vive en un hogar en el que nadie está empleado y uno de cada cinco reside en una vivienda que no cumplen los requisitos mínimos.

El comisario europeo de Empleo, Vladimir Spidla, afirmó hoy que "es inaceptable que tantos europeos vivan en el umbral de la pobreza a pesar de los buenos resultados del empleo en la UE en los últimos tiempos".

En su propuesta, el Ejecutivo comunitario considera que "es un derecho básico de la persona contar con suficientes recursos y asistencia social para vivir de forma digna", por lo que propone una renta mínima para todos los europeos.

El disfrute de este derecho debe conllevar la entera disponibilidad del ciudadano a trabajar o bien a seguir cursos de formación profesional, según el texto.

Para fijar la cuantía de este subsidio, la CE recomienda seguir indicadores como estadísticas de rentas mínimas, niveles de precios de bienes de primera necesidad o datos sobre el gasto doméstico medio.

Por otro lado, Bruselas considera "imprescindible" reforzar los servicios sociales e incentivar a las empresas para que empleen a aquellas personas que se encuentren en riesgo de exclusión social.

La CE también quiere evitar el efecto "puerta giratoria" entre los empleados con contratos de baja calidad y corta duración que poco después de ser contratados vuelven al paro.

"Es necesario promover el empleo de calidad. El ocho por ciento de los trabajadores activos de la UE viven en el umbral de la pobreza", recuerda establece en la proposición de la CE.

Estas propuestas son fruto de una primera consulta general entre autoridades nacionales, patronales y sindicatos impulsada por la CE en la primavera de 2006.