Miércoles, 17 de Octubre de 2007

Boadella dice que "Cataluña va camino de la secesión, pero no la liderará ERC"

EFE ·17/10/2007 - 16:59h

EFE - El actor, director y dramaturgo Albert Boadella, fundador de "Els Joglars", tras la entrevista con Efe en la que muestra su radical descontento con el nacionalismo catalán y no deja títere con cabeza en su libro "Adiós Cataluña. Crónica de amor y de guerra", una obra merecedora del Premio Espasa de Ensayo. EFE

El dramaturgo Albert Boadella, director de la compañía "Els Joglars", cree que Cataluña "va camino de la secesión, como lo va también el País Vasco", aunque, en su opinión, "no será Esquerra Republicana quien liderará ese proceso" en la comunidad catalana.

"Hay una secesión por delante, y yo la veo irreversible", ha asegurado hoy Boadella en una entrevista con Efe, en la que ha hablado de su nuevo libro, "Adiós Cataluña. Crónica de amor y de guerra", una obra que mereció el Premio Espasa de Ensayo y en la que ataca con crudeza a los políticos catalanes, sean nacionalistas o no, y, en líneas generales, no deja títere con cabeza.

Sonriente y relajado, a pesar de que le esperan por delante días de entrevistas y presentaciones, Boadella afirma que en Cataluña "está muy instalada la idea del revanchismo frente a España" y hay "una paranoia importante" en ese sentido, que afecta a varias generaciones.

"Hay una juventud catalana que ya ha vivido bajo ese clima, y es muy difícil recomponer lo que sería el sentido familiar español", asevera Boadella, que utiliza el término "epidemia" para describir lo que sucede en Cataluña, porque "los pueblos enferman igual que las personas".

"Lo que le pasa a un individuo le ocurre a un colectivo. Si no, no nos podríamos explicar el nacionalsocialismo alemán en un territorio tan culto y extraordinario como era Alemania", subraya este dramaturgo, quien, "con toda tranquilidad", asegura que "Cataluña está enferma", y por eso él entona su particular adiós a su tierra y no quiere tener "ningún contacto" con sus conciudadanos.

Boadella (Barcelona, 1943) mantiene un duro enfrentamiento con los nacionalistas desde hace años, y son bien conocidas sus críticas hacia Jordi Pujol, ex presidente de la Generalitat y "máximo responsable de todo lo que ha pasado en Cataluña". "En el fondo siempre ha sentido un enorme resentimiento hacia España", asegura el dramaturgo, que no soporta oír decir que "Pujol es un hombre de estado".

Pero el escritor cree que, en "esa epidemia", "la ciudadanía tiene una enorme responsabilidad. Unos pocos por acción y los más por omisión, por silencio". Cuando alguien no comparte "los principios fundamentales de la tribu, automáticamente está marginado", como le ha sucedido a él, que poco a poco ha visto cómo el pueblo catalán le ha ido dando "la espalda" a Els Joglars.

Boadella había decidido que Cataluña fuera para él "como Birmania", pero su "espíritu guerrero" lo llevó a impulsar el partido Ciutadans de Catalunya, con la intención de "estimular" a esos ciudadanos catalanes" que no forman parte de la "tribu nacionalista y que están un poco al margen del sistema".

Este partido "logró meter tres diputados en el Parlamento catalán", aunque Boadella se ha desvinculado de él y ya no se hace "responsable ni de los aciertos ni de los errores".

La "era Pujol" fue "muy negativa" para Cataluña, pero el dramaturgo tampoco está de acuerdo con lo que hicieron después los socialistas, ni bajo el mandato de Pasqual Maragall, "un hombre de mente poco precisa", ni bajo el del actual presidente, José Montilla, que, en su opinión, "ha actuado con la ferocidad del converso", porque ha nacido fuera de Cataluña y "debería tener un sentido de lo español mucho más arraigado".

Boadella cree que los incidentes protagonizados por grupos de jóvenes en Cataluña, que quemaron retratos del rey Juan Carlos, "son propios de la juventud, y cuando uno es joven puede quemar lo que sea, porque está dentro de la insensatez propia de la edad".