Miércoles, 30 de Abril de 2008

Anuncian el estado de salud "sin cambios" de Elisabeth Fritzl, sus hijos y su madre

EFE ·30/04/2008 - 11:50h

EFE - La entrada de la casa donde se cree que Elisabeth F. estuvo secuestrada y sufrió abusos sexuales por parte de su padre.

El estado de salud de las víctimas del caso de abuso e incesto perpetrado supuestamente por Josef Fritzl en la localidad de austríaca de Amstetten, seguía hoy "relativamente sin cambios", según el equipo de médicos y psicólogos que las atienden.

En el hospital Mostviertel Amstetten-Mauer están Elisabeth Fritzl, la mujer de 42 años que, según la acusación policial, desde los 18 vivió en un sótano encerrada por su padre, quien la violó sistemáticamente, y cinco de sus hijos nacidos de ese incesto, así como su madre, Rosemarie.

Allí son atendidos individualmente por especialistas día y noche, según fuentes de la clínica, que advirtieron que no se iba a dar más información al respecto.

Y es que la "prioridad" actual del equipo de expertos es precisamente proteger a la familia afectada, sobre todo "del gran interés mediático, para evitar una traumatización secundaria", señalaron las fuentes a la agencia APA.

"Tenemos que ser muy cuidadosos para no causar presión en los pacientes", dijo el director del hospital, Berthold Kepplinger, tras señalar que los miembros de la familia muestran diversos grados y formas de traumatización.

Por otro lado, en la sección de cuidados intensivos de una Clínica de Amstetten continuaba en estado crítico, aunque "estable" en un coma inducido la joven Kerstin Fritzl, de 19 años, la mayor de las hijas de Elizabeth.