Miércoles, 17 de Octubre de 2007

La Comisión Constitucional aprueba la reforma del Estatuto de Castilla y León, la sexta de la legislatura

EFE ·17/10/2007 - 16:53h

EFE - Imagen de archivo de la Comisión Constitucional del Congreso, el día de la creación de la ponencia parlamentaria. EFE

La Comisión Constitucional del Congreso ha dado hoy su visto bueno al proyecto de nuevo Estatuto de Castilla y León, por lo que, tras la votación en el Pleno del próximo día 30, se convertirá en la sexta reforma estatutaria que la Cámara Baja apruebe esta legislatura.

Comunidad Valenciana, Cataluña, Andalucía, Baleares y Aragón son las cinco autonomías que han modificado sus estatutos desde 2004, pero a éstas habrá de agregarse a partir de hoy Castilla y León, cuyo nuevo Estatuto, a falta de las aprobaciones de los plenos del Congreso y del Senado, entrará en vigor antes de fin de año.

No es previsible que pueda demorarse lo que resta de trámite, ya que el texto cuenta con el respaldo del PSOE y del PP.

Este respaldo prevaleció durante el debate en la Comisión, así que el proyecto de reforma del Estatuto mantuvo la redacción tal cual salió del Parlamento autonómico, salvo contadas precisiones técnicas, consecuencia de las enmiendas pactadas de socialistas y populares, y cuatro modificaciones fruto de la aceptación de otras tantas propuestas de IU.

Entre esos cambios figura, por ejemplo, el rechazo a cualquier discriminación por motivos de orientación sexual.

El consenso fue el factor más recalcado por los grupos socialista y popular, si bien la ponente del PP Soraya Sáenz de Santamaría, cuando hubo de calificarlo, empleó la expresión "de centro y de moderación".

Tales palabras motivaron que el secretario general del PSOE en el Congreso, Julio Villarrubia, también ponente en la reforma, pidiera a los partidos que no se apropien de un Estatuto que, ante todo, "no es de nadie".

Pese a ello, Sáenz de Santamaría puso énfasis en remarcar que el proyecto estatutario "no busca ni más ni menos que mejorar en lo posible el autogobierno" de Castilla y León, aunque "nunca" fuera de la Constitución.

Asimismo, destacó que en el articulado no aparecerá ninguna clase de "blindaje" competencial porque, afirmó, "lo que hace fuertes a los españoles es la multilateralidad".

El también ponente popular Jesús Merino se centró en aspectos concretos del contenido, como la carta de derechos de los ciudadanos de la comunidad autónoma, la configuración de principios rectores, algunos de ellos contra la despoblación; o la definición de nuevas competencias, especialmente para la gestión del Duero.

Villarrubia, por su parte, hizo hincapié en subrayar la "política con mayúsculas" que ha puesto en práctica su partido para sacar adelante un texto a pesar de que, como recordó, es el PP el partido con mayoría absoluta en Castilla y León.

Todas las enmiendas de BNG y PNV fueron rechazas en la Comisión Constitucional, si bien sus portavoces, Francisco Rodríguez y Aitor Esteban, expresaron sus posiciones sobre el uso del gallego en la comarca de El Bierzo y el estatus del condado de Treviño, respectivamente.

Sobre el primer asunto, Villarrubia citó un artículo del nuevo Estatuto, concretamente el que alude a la ley del Parlamento castellanoleonés para regular la citada comarca, lo que es un "indudable avance"; y respecto al segundo, aseguró que "no corresponde" a las Cortes Generales decidir sobre posibles consultas que diriman si el Condado de Treviño es territorio del País Vasco o de Castilla y León.

Jesús Merino recordó que el nuevo Estatuto "impide que cualquier parte" de la comunidad castellanoleonesa "pueda formar parte de otra comunidad autónoma al margen del consentimiento" de las Cortes de Castilla y León.