Miércoles, 30 de Abril de 2008

Los sindicatos afirman que el lema del 1 de mayo es una "batalla permanente"

EFE ·30/04/2008 - 12:53h

EFE - Imagen de la manifestación convocada en mayo de 2007, en Madrid, por los sindicatos CCOO y UGT, con motivo del Primero de Mayo.

Los líderes de los sindicatos UGT y CCOO, Cándido Méndez y José María Fidalgo han afirmado que el lema de la movilización del 1 de mayo, "es el momento de la igualdad, el salario digno y la inversión productiva", constituye una "batalla permanente" en la lucha para los sindicatos.

En una entrevista a Televisión Española Fidalgo reiteró que ya se ha acabado el ciclo de crecimiento, lo que atribuyó al hecho de que no se haya considerado a los trabajadores como la verdadera riqueza de la economía.

Por ello, el secretario general de CCOO, afirmó con rotundidad que "el trabajo asalariado es patrimonio de la humanidad", y por ello, la primera riqueza de un país.

Ambos sindicatos, que presidirán mañana las movilizaciones por el día del trabajo, harán especial hincapié en la lucha contra las discriminaciones que afectan a las mujeres, tema que trataron ayer en una reunión con la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído.

"La discriminación de la mujer es lamentable", aseguró Cándido Méndez, quien matizó que no es una situación exclusiva de nuestro país.

Por ello, el secretario general de UGT animó a las empresas a definir unos planes de igualdad, y a que tengan conciencia de que todo lo relacionado con la productividad, tiene "mucha relación" con la eliminación de las discriminaciones salariales.

Pero ésta no será la única reivindicación de los sindicatos porque la lucha contra el empleo precario en los jóvenes, "pseudobecarios", según Fidalgo, constituirá una de las novedades de esta campaña.

Respecto a la promesa del Gobierno de subir el salario mínimo a ochocientos euros, Fidalgo consideró que este incremento no daña a ninguna empresa, a pesar del momento de desaceleración que vive la economía española, como así lo apunta la Patronal.

El salario mínimo ejerce de "palanca" para las empresas, añadió Fidalgo, y "ayuda a mejorar la calidad del empleo", a la vez que "es un signo de crecimiento económico".

Por su parte ambos sindicatos no quisieron aventurar el número de desempleados que pueda alcanzar la economía española en esta coyuntura de recesión, pero sin embargo pronosticaron unas cifras mejores a las que alcanzó España durante la crisis del 92, o del 93.