Miércoles, 17 de Octubre de 2007

<div style="background: transparent url(http://www.publico.es/resources/archivos/2007/10/17/1192625778460rockpolitiktit.gif) right top no-repeat; height: 79px">La fuerza del rock</div>

ISABEL REPISO Y DANIEL SOLANA TACÓN ·17/10/2007 - 12:33h

¿Qué tienen en común Patti Smith, los muñecotes de cómic de Darkside
Studio, Valentino Rossi y Gérard Depardieu? La televisión pública italiana
les hizo un hueco a seis meses de las elecciones generales en un programa
que la prensaanunció ‘sin censuras’. El 20 de octubre de 2005 se
emitió la primera entrega de Rockpolitik, presentado por el
showman Andriano Celentano. Precedido de una
campaña publicitaria en la que trabajaron los
dibujantes Andrea Rania y el estudio Solingo, el
programa se abría cada jueves con un ránking de lo
más in & out. “La arrogancia es lenta, la timidez es rock.
El canto gregoriano es rock, los himnos militares son lentos.
Decir yo es lento, decir nosotros es rock”, proclamaba Celentano
a modo de bienvenida.

                                      Once millones de telespectadores apadrinaron
                                       el primer show, que alcanzó el 47,19% del share,                                                                              según publicó Il Corriere della Sera. La ola mediática creada por este
                                                         programa fue tal que además de ocupar páginas enteras en los
                                                            diarios nacionales, fue objeto de diversos debates televisivos y                                                         de informaciones breves en telediarios de cadenas de la
                                                          competencia. El espectador podía leer entre líneas las críticas
                                                      al gobierno del por entonces primer ministro, Silvio Berlusconi.
                                                    Tanto es así que el director de Raiuno, Fabrizio del Noce, se
                                                    autosuspendió en el cargo durante las cuatro emisiones del
                                                   programa.



Nunca antes en la televisión italiana se había dado tanta importancia a los ‘autocue’, que se introducían en el campo de visión continuamente. El aura de secretismo
que rodeaba al programa se evidenciaba en los sucintos comunicados
de prensa de la Rai, enlos que se limitaba a anunciar la presencia de
un invitado y, como mucho, la actuación de un grupo de música.
Eurythmics, Subsonica, Carlos Santana, Roberto Benigni, la actriz
de Eros Luisa Ranieri, Loredana Berté, el humorista Teo Teocoli,
Tom Jones, Sud Sound System, Eros Rammazzotti, Negrita y
Luciano Ligabue completaron la lista de invitados al show, que
tuvo una resonancia importante en la prensa internacional. Más
de 60 periodistas se acreditaron para asistir a la segunda emisión.
El País, Die Welt, Spiegel, The Independent y Le Figaro
evidenciaron el disgusto de Berlusconi y el apoyo de una audiencia
incondicional. Según La Repubblica, 10 millones y medio de
espectadores siguieron la última entrega, conquistando el 46%
del share del 11 de noviembre.





                                   Estas cifras demostraron que la fórmula ‘rock más
                                      política’ funciona. Sobre todo si se aplica en un contexto de máxima
                                          expectación electoral. El resto de la historia es mundialmente
                                           conocida.


Benigni escribe una carta a Berlusconi

La parte musical de 'Rockpolitik'

Alusiones a Zapatero

Imitador de Celentano

Noticias Relacionadas