Martes, 29 de Abril de 2008

Blasco dice que los inmigrantes que no firmen contrato tendrán dificultades sin sancionarlos

EFE ·29/04/2008 - 14:29h

EFE - En la imagen, el conseller de Inmigración y Ciudadania, Rafael Blasco, propulsor de la Ley de Inmigración valenciana.

El conseller de Inmigración y Ciudadanía, Rafael Blasco, ha asegurado hoy que los inmigrantes que no suscriban el denominado contrato de inmigración "van a tener dificultades" para integrarse en la sociedad valenciana, aunque la Generalitat no va a adoptar "ningún tipo de medida" contra ellos porque "los Derechos Humanos son irrenunciables".

Blasco ha respondido así preguntado por el anuncio que realizó ayer acerca de que la futura Ley de Integración del Inmigrante de la Generalitat contemplará un compromiso de integración por el que los inmigrantes deberán asumir "nuestro modelo de convivencia y nuestra escala de valores".

El conseller ha defendido este contrato de inmigración como "una fórmula" para facilitar "la integración" a los inmigrantes en la sociedad valenciana, de forma "respetuosa con la diversidad cultural, pero que conlleve derechos y obligaciones".

No en vano, ha afirmado que quien decida no suscribirlo "no va estar perjudicado en sus derechos como persona o ser humano, pero va a tener dificultades porque estará rechazando una integración que queremos poner a su servicios como instrumento de enriquecimiento, sin ninguna hostilidad".

Se ha preguntado "por qué una persona no querría saber que tenemos un idioma, una cultura y una historia propia, y no se trata de que las asuma, sino de que sencillamente las conozca porque es la base de la integración".

Una persona que hable castellano y valenciano, ha recalcado, "tiene muchas más posibilidades de integrarse en nuestro modelo que una que no quiera aprender ninguna de las dos lenguas", al igual que al igual que alguien que "sepa que tenemos unas tradiciones, cultura y un Parlamento propio".

Según Blasco, firmar este contrato "claro" que garantiza el compromiso de aprender, "porque explicita esa voluntad de aprender valenciano y castellano", y ha recordado que esta fórmula ya se aplica en algunos de los "países más avanzados del mundo", como Gran Bretaña, Suecia o Dinamarca.

Así, ha lamentado que aunque "la socialdemocracia lo ha puesto en marcha, ahora hay algunos socialdemócratas de pacotilla que se están sorprendiendo de que en los países más democráticos del mundo ya lo han implantado".

Preguntado por los beneficios de suscribir este compromiso, ha contestado que se facilitarán "instrumentos como darles cursos de formación en el idioma valenciano", y que, en definitiva, "es una formula de facilitarles la integración".

No obstante, ha aclarado que no se iniciará "ningún tipo de medida" contra los que no quieran suscribir ese contrato, ya que "los Derechos Humanos son irrenunciables para cualquier persona".

"No son discutibles y menos por un Gobierno del PP, que está dando un ejemplo destacado en esta comunidad respecto a la participación democrática e intervención en los asuntos públicos, como no sucede en muchas otras partes de España", ha aseverado.