Martes, 29 de Abril de 2008

Stoichkov da una paliza a un fotógrafo búlgaro por grabarle en Barcelona

EFE ·29/04/2008 - 13:28h

EFE - El ex futbolista búlgaro Hristo Stoichkov golpeó brutalmente a un fotógrafo búlgaro por haberle grabado con una cámara cuando cenaba en un restaurante barcelonés.

El ex futbolista búlgaro Hristo Stoichkov golpeó brutalmente a un fotógrafo búlgaro y empujó e insultó a la esposa de éste, embarazada en el quinto mes y también periodista, por haber grabado al ex jugador con una cámara cuando cenaba en un restaurante barcelonés, según la cadena de televisión privada búlgara bTV y varios periódicos del país balcánico.

El incidente ocurrió hace unos días en "La Barca del Salamanca", en el puerto olímpico de Barcelona.

El fotógrafo del periódico semanario "168 chasa" y del portal electrónico "Club F1", Lyubomir Asenov, acababa de cenar con su mujer, Agnes Metodieva, reportera del periódico búlgaro "24 chasa", cuando entró en el local Stoichkov, ex delantero durante casi diez años del equipo de fútbol Barcelona.

"Pensé que no había nada malo en hacer unas fotos a Stoichkov mientras estaba cenando con su esposa y sin preocuparle, así, como aficionado", relató al rotativo "Standart" Asenov, que estaba acreditado en la capital de Cataluña para cubrir la competición de Fórmula 1 del pasado domingo.

"Salí del restaurante cuando de repente noté que Stoichkov me estaba persiguiendo. Me di la vuelta y recibí un puñetazo en los dientes que me derribó a tierra", precisó Asenov.

Entonces Stoichkov, ex entrenador del equipo nacional búlgaro de fútbol, se apropió de la cámara y empezó a empujar y insultar a la reportera búlgara Metodieva, haciendo caso omiso de las advertencias de su esposo de que estaba embarazada.

Stoichkov, que durante unos meses fue entrenador de Celta de Vigo, se puso aún más agresivo al enterarse de que ambos, Lyubomir y Agnes, son periodistas búlgaros y empezó a amenazarles con vengarse en su país mientras intentaba a dar patadas en la cabeza del fotógrafo todavía tirado en el suelo, hasta se presentó una patrulla de policía.