Miércoles, 17 de Octubre de 2007

La Comisión Constitucional del Congreso aprueba el proyecto de Ley de Memoria Histórica

El PP apoya la despolitización del Valle de los Caídos y la nacionalización de hijos y nietos de los exiliados

PÚBLICO / EFE ·17/10/2007 - 21:11h

EFE - Imagen de archivo de la reunión de la ponencia del Congreso encargada de estudiar las enmiendas a la Ley de Memoria Histórica en la Cámara Baja. EFE

El PSOE, con apoyos de IU-ICV, CiU, PNV y CC, ha sacado adelante en la Comisión Constitucional del Congreso la Ley de Memoria Histórica. Se han opuesto Esquerra Republicana y el PP, si bien el Grupo Popular ha apoyado los artículos referidos a la mejora de indemnizaciones ya existentes.

El PP ha aceptado "despolitizar" de forma "absoluta" el Valle de los Caídos, recinto que a partir de ahora tendrá entre sus objetivos "honrar y rehabilitar la memoria" de todas las personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil y de la represión política que la siguió.

Los conservadores han aceptado el nuevo artículo 16 de la ley, que prohíbe además que en el recinto del Valle de los Caídos se lleven a cabo actos de naturaleza política o "exaltadores de la Guerra Civil, sus protagonistas, o del franquismo".

Asimismo, la Fundación que gestiona el monumento fomentará las "aspiraciones de reconciliación que hay en nuestra sociedad" con objeto de profundizar en el conocimiento de este periodo histórico.

Junto a esta enmienda, la Comisión aprobó también con los votos de todos los grupos parlamentarios, salvo del PP, la posibilidad de que los hijos y nietos de los exiliados tras la Guerra Civil puedan solicitar la nacionalidad española, un derecho que se extiende también a los miembros de las Brigadas Internacionales.

Otra de las novedades sobre el texto remitido inicialmente por la ponencia y que ha sido modificado hoy en Comisión, obligará al Ministerio de Justicia a facilitar el acceso a las actas de defunciones de los Registros Civiles.

El resto de la Ley, 22 artículos y otras siete disposiciones adicionales, ha sido aprobado con los votos del PSOE e IU-ICV, el apoyo crítico del PNV, CiU y parte del grupo mixto, y el rechazo frontal del PP y ERC. Pese a todo, el grupo popular sí apoyó finalmente aquellos puntos de la norma en los que se mejoran las ayudas y prestaciones para las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo.

Una ley "sectaria" 

En su intervención, el portavoz del PP Jorge Fernández Díaz ha insistido, no obstante, en que se trata de una ley "sectaria" que "dinamita" el consenso constitucional alcanzado en la Transición: "Una de las dos Españas vuelve a helarnos el corazón", ha confesado Fernández Díaz, quien a renglón seguido ha acusado al PSOE de imponer que existan muertos "de primera y de segunda clase".

Además, ha reprochado a los socialistas que hayan intentado marginar de forma deliberada al PP para presentar a unos partidos "como buenos" y a otros como "unos facciosos" y antidemócratas.

Por contra, el diputado del PSOE Juan Antonio Barrios ha dejado claro que el texto aprobado hoy no hace distinciones entre víctimas, y se ha preguntado con ironía por qué el PP tiene "tantos problemas" para condenar por ley el régimen franquista.

El portavoz de IU-ICV, Joan Herrera, se ha felicitado de que, finalmente, la Ley de la Memoria Histórica renuncie a una posición equidistante entre ambos bandos y haga una condena "solemne y rotunda" de la dictadura.

Herrera ha destacado los importantes avances para eliminar los símbolos franquistas en los edificios públicos y privados y la declaración de "ilegitimidad" de los juicios celebrados durante la Guerra Civil y el franquismo, lo que abre la puerta a futuros recursos de anulación. El portavoz de IU-ICV ha reconocido incluso que para su grupo rechazar la ley quizás hubiera sido "más rentable" desde el punto de vista electoral, pero ha considerado que se trata de un paso adelante y un "punto de partida" en el reconocimiento de la llamada Memoria Democrática.

A pesar de su apoyo "crítico" a la ley, el diputado de CiU Jordi Xuclá ha insistido en que la norma no era necesaria y ha criticado la tramitación "atropellada" que ha frustrado las expectativas de muchas víctimas de aquellos años. En esta misma línea, el portavoz del PNV Aitor Esteban ha subrayado sus diferencias con algunos puntos del texto, en especial sobre la devolución de los documentos incautados al Gobierno Vasco, aunque ha justificado su apoyo por los "beneficios" que la ley puede conllevar.

Como se esperaba, ERC volvió a expresar su oposición frontal al contenido de la Ley de la Memoria. Joan Tardá ha lamentado que el texto consensuado entre el PSOE, IU-ICV, CiU y PNV, no termine con el "sistema español de impunidad" instaurado durante la Transición.

Una vez aprobado el dictamen del proyecto de ley "por la que se reconocen y amplían los derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la Guerra Civil y la dictadura", la norma se eleva al Pleno del Congreso para su aprobación y remisión al Senado, lo que se calcula para la última semana de este mes.

Noticias Relacionadas