Viernes, 25 de Abril de 2008

El OIEA critica a EEUU e Israel por no informar a tiempo sobre la instalación siria

EFE ·25/04/2008 - 12:11h

EFE - Imagen cedida por DigitalGlobe y tomada el 5 de agosto de 2007, que muestra una imagen de satélite de una presunta instalación nuclear situada al este del río Eúfrates en Siria.

El director general del OIEA, Mohamed El Baradei, criticó hoy a EEUU y a Israel por no haberle informado a tiempo sobre la existencia de una supuesta instalación nuclear clandestina en Siria, bombardeada el pasado 6 de septiembre por la aviación israelí.

"El director general deplora el hecho de que esta información no fuera entregada a la agencia a tiempo, de acuerdo con sus responsabilidades bajo el Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP) para verificar su veracidad y establecer los hechos", señala un comunicado del OIEA.

La CIA presentó ayer en el Congreso estadounidense una serie de pruebas, entre ellas un vídeo, que según Washington demuestran que Siria construía un reactor nuclear que tenía fines militares, con la ayuda de Corea del Norte.

El Baradei consideró hoy que "el uso unilateral de la fuerza por parte de Israel socava el proceso establecido de verificación que se encuentra en el corazón del régimen de no proliferación".

La nota emitida hoy en Viena precisa que el OIEA fue informado ayer, jueves, por las autoridades de Estados Unidos de la supuesta construcción de un reactor nuclear en Siria.

Según las informaciones recibidas por la agencia en Viena, ese reactor "aún no estaba en funcionamiento y ningún material nuclear había sido introducido en él".

El OIEA asegura que "tratará esta información con la seriedad que merece y que investigará su veracidad".

Según el acuerdo de salvaguardas (controles) entre el OIEA y Siria, las autoridades en Damasco están obligadas a informar a la agencia nuclear de antemano sobre la planificación y construcción de cualquier instalación atómica.

Bajo el régimen del TNP, firmado también por Siria, la agencia nuclear tiene la responsabilidad de verificar cualquier alegación de proliferación nuclear en un país adherido que no disponga de un arsenal atómico.