Jueves, 24 de Abril de 2008

El Gobierno Vasco destaca la vigencia del tripartito ante las acusaciones entre los socios

EFE ·24/04/2008 - 09:32h

EFE - El diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, ha propuesto la consecución de un "gran acuerdo" con "expresión política e institucional" entre el PNV y PSE-EE que "permita construir un nuevo marco jurídico-político que exprese y articular la capacidad de decidir nuestro futuro".

La apuesta del diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, por un acuerdo entre PNV y PSE-EE ha provocado la tensión en el tripartito (PNV, EA y EB) y acusaciones entre sus dirigentes, a pesar de que el Gobierno vasco ha subrayado que esa fórmula "no está agotada".

A lo largo del día se han producido reacciones a las afirmaciones de Bilbao ayer en una conferencia, en la que el diputado general de Vizcaya defendió la necesidad de alcanzar "un gran acuerdo", con "expresión política e institucional", entre el PNV y el PSE-EE.

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, ha sido la primera en señalar que la fórmula sobre la que se sustenta el Ejecutivo de Ibarretxe "no está agotada" porque "es un tripartito que sigue trabajando, tiene un plan de gobierno y sigue trayendo bienestar y prosperidad a este país".

Menos claro en la defensa del tripartito ha sido el presidente del PNV, Iñigo Urkullu, que en un desayuno informativo en Madrid ha dicho que "son otros partidos políticos los que están cuestionando públicamente la fórmula del tripartito".

El dirigente nacionalista ha asegurado que de la actitud de los socios del Gobierno tripartito se deduce que "hay una escasa voluntad de relación con el PNV".

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, ha calificado las declaraciones de Bilbao de "reflexión interesante" pero ha pedido a los dirigentes del PNV que se aclaren porque, según ha matizado, Azkarate también pertenece a esta formación y, sin embargo, ha dicho que el "tripartito goza de muy buena salud".

En su opinión, la apuesta de José Luis Bilbao "parece que está hecha más para el seno de su partido".

López ha destacado que para el PSE-EE el tripartito sí que es una "fórmula agotada, tan agotada como que estamos convencidos de que este país, más que un cambio de marco político, lo que necesita es un cambio de Gobierno".

El secretario general de EA y consejero vasco de Justicia, Empleo y Seguridad Social, Joseba Azkarraga, ha defendido la validez del tripartito y, tras lamentar "profundamente" las declaraciones de Bilbao, ha opinado que "son fruto del debate interno de su partido".

Ha pedido al diputado general de Vizcaya que "no trate de trasladar sus propios debates internos o sus propias necesidades personales o particulares al debate dentro de la sociedad" y ha añadido que "lo único que está caducado en este país es el discurso del señor Bilbao y el discurso del PSE, que es el mismo en este caso".

El portavoz de la Presidencia de EB, Mikel Arana, también ha defendido la vigencia del tripartito, algo que, según ha dicho, le consta que a día de hoy cuenta con el apoyo del lehendakari.

Ha pedido a Bilbao que sea "sincero hasta el final" y que diga a la sociedad vasca y a su propio partido "si su aspiración es la de encabezar la próxima lista del PNV como candidato a lehendakari para poder pactar con el Partido Socialista".

Arana se ha mostrado convencido de que si "Zapatero tiene la opción o la necesidad de buscar socios en Euskadi pretenderá mandar al PNV a la oposición, como ha hecho con CiU en Cataluña durante dos legislaturas".