Jueves, 24 de Abril de 2008

Junker afirma que la UE iniciará pronto la negociación del nuevo acuerdo con Rusia

EFE ·24/04/2008 - 17:50h

EFE - El presidente saliente de Rusia, Vladimir Putin (dcha), se reúne con el primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, en el Kremlin de Moscú (Rusia).

El primer ministro de Luxemburgo, Jean-Claude Juncker, aseguró hoy que la Unión Europea (UE) superará en los próximos días las discrepancias internas y desbloqueará las negociaciones para un nuevo Acuerdo de Asociación con Rusia.

Durante una reunión en el Kremlin con el presidente saliente ruso, Vladímir Putin, Junker se mostró convencido de que la UE logrará el consenso necesario para superar las objeciones de Polonia y Lituania y aprobar el inicio de negociaciones con Moscú.

El Consejo informal de Ministros de Asuntos Exteriores de la UE acordó en Eslovenia desbloquear durante este mes las negociaciones del nuevo acuerdo marco con Rusia, pese a las reticencias polaca y lituana.

"Siempre he considerado que Rusia forma parte de la arquitectura europea, siempre he sostenido que unos y otros necesitamos mantener una cooperación estratégica", señaló el dirigente luxemburgués.

Agregó que Rusia y la UE no deben silenciar sus discrepancias, sino "dialogar francamente y en el espíritu de amistad", según la agencia Interfax.

"Esperamos contar con la amistad de Luxemburgo en las relaciones entre Rusia y la UE", indicó por su parte Putin, quien el próximo 7 de mayo cederá el Kremlin al presidente electo, Dmitri Medvédev, y pasará a encabezar el Gobierno ruso.

Junker se mostró altamente satisfecho del nivel de relaciones y cooperación entre Moscú y Luxemburgo, que consideró "mérito personal" de Putin, y añadió que Medvédev, durante la reunión de ambos hoy mismo, le aseguró que continuará la misma política.

"Todos vivimos en una misma casa común europea", dijo durante ese encuentro Medvédev, quien destacó la importancia de iniciar cuanto antes la negociación de un nuevo y ambicioso acuerdo marco entre Moscú y Bruselas.

Esta es la sexta visita del primer ministro luxemburgués a Rusia en los últimos diez años.