Jueves, 24 de Abril de 2008

Ernesto Alterio, Arquillué e Ingrid Rubio protagonizan el thriller "7 pasos y medio"

EFE ·24/04/2008 - 16:02h

EFE - En la imagen, el actor Ernesto Alterio.

Los actores Ernesto Alterio, Pere Arquillué e Ingrid Rubio protagonizan el filme "7 pasos y medio", un thriller con el mundo del juego y las apuestas como telón de fondo, que ruedan en Barcelona hasta finales de mayo.

El director del filme, Lalo García, ha explicado hoy en la presentación que se trata por encima de todo de una película de suspense, "aunque el filme admite múltiples lecturas".

En resumen, "7 pasos y medio", producida por Iris Star, trata sobre "la dificultad de vivir la vida de otro, el fracaso en ese intento y la utilización de diferentes armas para conseguir un objetivo de venganza".

La cinta comienza con un encuentro fortuito entre Abel y Luis, un antiguo compañero de la facultad, que le propone una jugada que difícilmente puede rechazar: ocupar su vida, algo que acepta por ser un jugador nato y que con el tiempo le empieza a gustar.

Ernesto Alterio da vida en la película al personaje de Abel, "un hombre que vive la vida de otro, un jugador de cartas que se ve envuelto en un entramado, alguien que nunca ha querido mirar hacia atrás y que vive el momento".

Para Alterio, "aunque sea un thriller, la película tiene una serie de claves, y puede recordar a la historia de Fausto, como alguien que vende su vida al diablo por conseguir riquezas y todo lo soñado, pero da su alma a cambio".

"Siendo de corazón puro, no tiene en su alma un destino definido", sentencia Alterio.

Pere Arquillué, que interpreta a Luis, considera que "7 pasos y medio" es un "clara historia hamletiana, una historia de venganza, en la que interviene además el padre".

El personaje de Luis, añade Arquillué, es el "motor" para que Abel pueda cambiar su alma.

El actor Sancho Gracia, que da vida a Antonio, el suegro de Luis, se ha mostrado agradecido en su vuelta a Barcelona desde que hace unos años rodara "Mala uva", y ha bromeado sobre "el nivel intelectual de Alterio y Arquillué" para ofrecer una nueva lectura de la película.

"Yo creo que es un thriller, pero que en realidad es una historia de trepas, de esos que frecuentan las revistas del corazón, con paletos que acaban siendo constructores".

En su interpretación, Gracia opina que "los personajes de Alterio y Arquillué son unos trepas que lo único que quieren es fastidiarme a mí, que soy el trepa mayor; y a partir de ahí podemos hablar de Freud, Ibsen y Shakespeare".

El tercer puntal de la historia es Elisa (Ingrid Rubio), una joven "casada y abandonada" por su marido Luis, que, en palabras de la actriz, "sueña con poder apartarse de toda la manipulación en la que se ve envuelta".

Elisa quiere tener a alguien a su lado y "ve la pureza en Abel, de quien se enamora", agrega Rubio.

Mabel Rivera, que encarna a la madre de Elisa y esposa de Antonio, califica su personaje de "señora de familia adinerada, una mujer que sirve de contrapunto de su hija, pues mientras ella, jugadora habitual de bridge, acepta el mundo que la ha tocado, Elisa se cuestiona la pertenencia a ese mundo".

El director se ha mostrado satisfecho por la marcha del rodaje y por las escenas grabadas hasta ahora: "parece que lo que pretendo se va consiguiendo poco a poco", además de estar encantado con el trabajo de "este plantel de actores, que enriquecen la historia".

"7 pasos y medio", que se basa en un guión de Elisabeth Verdú y Marc Monje, es la primera película que utiliza en España la cámara digital Red One, utilizada fuera de nuestras fronteras por Steven Soderbergh, que, en palabras del director, "evita los problemas del exceso de metraje y ofrece una calidad bastante buena al positivar en 35 milímetros".