Jueves, 24 de Abril de 2008

China prohíbe a los tibetanos difundir rumores incitando a la subversión

EFE ·24/04/2008 - 13:52h

EFE - La policía nepalesa detiene a un manifestante tibetano durante una protesta en la embajada de China en Katmandú, Nepal, el pasado martes 15 de abril.

El Partido Comunista de China (PCCh) en el Tíbet hizo hoy un llamamiento a sus cuadros para que controlen cualquier tipo de rumor que incite a la protesta en la región autónoma, cerrada al exterior desde la revuelta de marzo.

El Comité de Disciplina del PCCh (partido que gobierna el país desde 1949) instó en un comunicado a que los cuadros "eduquen correctamente a las masas para que no inventen ni transmitan rumores" en una campaña que califica de "anti-secesionista".

Los miembros del Partido tendrán también que "dejar claro a las masas las graves consecuencias de difundir rumores que alteren el orden social y atenten contra la seguridad del Estado".

"Desde el incidente del 14 de marzo, los poderes enemigos están creando rumores incitando a la gente para conseguir su objetivo", señala la nota, la cual pide a los afiliados que supervisen y denuncien a los creadores de estos rumores.

En marzo el Tíbet registró su revuelta más dramática de las últimas dos décadas en la que, según Pekín, murieron 20 civiles a manos de tibetanos independentistas instigados por el Dalai Lama, líder espiritual y político en el exilio.

En cambio, grupos de activistas tibetanos en el exilio sostienen que en realidad fueron más de cien las víctimas mortales, pero como consecuencia de la represión militar china que siguió a esta protesta.

Ambos extremos no han podido ser contrastados debido a que Pekín mantiene desde entonces la región cerrada a la prensa y a los observadores extranjeros.

El hecho ha provocado las críticas de los defensores del Tíbet y los derechos humanos en el extranjero, la interrupción del recorrido de la antorcha olímpica y la llamada al boicot a los Juegos Olímpicos de agosto.