Jueves, 24 de Abril de 2008

Detenido en Ceuta "El Nene", el mayor traficante de hachís del mundo

En diciembre logró fugarse de la prisión marroquí de máxima seguridad de Kenitra, donde cumplía una condena de ocho años

EFE ·24/04/2008 - 15:19h

 

La Policía Nacional ha detenido en Ceuta a Mohamed T.A., alias "El Nene", considerado como uno de los mayores traficantes de hachís, que el pasado mes de diciembre logró fugarse de la prisión marroquí de máxima seguridad de Kenitra, donde cumplía una condena de ocho años por tráfico de estupefacientes.

Según informa en una nota la Dirección General de la Policía, "El Nene" fue detenido ayer por agentes de la Jefatura Superior de Policía de Ceuta, en colaboración con el Grupo de Localización de Fugitivos de la Policía Judicial, cuando circulaba en el automóvil propiedad de un hermano suyo.

Mohammed o "El Nene" está considerado uno de los mayores narcotraficantes internacionales de hachís, muy conocido por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que le han perseguido desde su adolescencia.

Fortuna de 30 millones de euros 

Sus "negocios" con las drogas le han proporcionado una gran fortuna, que podría superar los 30 millones de euros, según la Policía.

De hecho, él detenido se ha jactado en varias ocasiones de "tener más millones que años".

Desde 2003 cumplía una condena de ocho años por tráfico de estupefacientes en la cárcel de Kenitra, de la que se escapó el pasado mes de diciembre con la ayuda de ocho funcionarios de prisiones, a los que había sobornado y que ya han sido condenados por estos hechos a penas de entre dos meses y dos años por la Justicia marroquí.

En la cárcel de Kenitra, "El Nene" disfrutaba de numerosos beneficios penitenciarios, "comprados" gracias al soborno de los agentes que le custodiaban.

Cárcel de lujo 

Este preso disponía de tres celdas para su uso particular con los últimos avances tecnológicos y de comunicaciones: tenía instalado aire acondicionado, televisión de plasma, DVD y ordenador portátil con acceso a Internet, entre otras comodidades.

Esa posición privilegiada, que obtenía en la cárcel a través del soborno, fue la causa de que su fuga no fuera conocida hasta días después, cuando una nota anónima denunciaba que "El Nene" no estaba encerrado en el centro penitenciario desde hacía una semana.

Al conocer la evasión, las autoridades marroquíes dictaron el 18 de diciembre pasado una orden internacional de detención por evasión, corrupción y complicidad, que fue tramitada vía Interpol.

Esta reclamación figuraba a nombre de una de las supuestas identidades del fugitivo, por lo que para su identificación, tras su detención en Ceuta, ha sido necesario un informe pericial con las huellas dactilares que demostraran que el detenido, que llevaba documentación con otra identidad, era realmente la persona reclamada por las autoridades de Marruecos.