Miércoles, 23 de Abril de 2008

Cineastas consagrados, grandes actores y nuevos talentos competirán en Cannes

EFE ·23/04/2008 - 14:56h

EFE - Las últimas películas de Clint Eastwood y Steven Sodebergh estarán en la sección oficial del 61 Festival de de Cannes, y fuera de competición se estrenará "Vicki Cristina Barcelona", de Woody Allen, con Penélope Cruz y Javier Bardem, en la foto.

El Festival de Cannes dedicará su 61 edición a figuras internacionales del séptimo arte, como Woody Allen, Clint Eastwood, Steven Sodebergh o Walter Salles y a nuevos talentos entre los que resalta una importante y creciente presencia latinoamericana, según anunciaron hoy sus organizadores.

Con ellos, a partir del próximo 14 de mayo, grandes intérpretes de Penélope Cruz a Javier Bardem, Scarlett Johansson, Angelina Jolie o Harrison Ford, y celebridades como Diego Maradona, tomarán las escalinatas del Palacio de los Festivales.

Éste último junto al director serbio Emir Kusturica, realizador de un documental sobre la vida del ex futbolista argentino, que estrenará en una de las tres "sesiones de medianoche" de la muestra.

Entre los famosos más esperados, Steven Spielberg presentará, fuera de competición, "Indiana Jones and the kingdom of the crystal skull", cuarto episodio de su saga; y Woody Allen "Vicky Cristina Barcelona".

En esta misma sección DreamWorks mostrará su última creación de dibujos animados, "Kung Fu Panda", con, entre otras, las voces de Dustin Hoffman, Jackie Chan, Lucy Liu, Angelina Jolie y Seth Rogen.

La película que recibirá el honor de abrir el certamen está aun por decidir, al igual que la que lo clausurará el próximo 25 de mayo, indicó Thierry Frémaux al presentar junto con el presidente del Festival, Gilles Jacob, la selección oficial y sus objetivos.

Tampoco se conoce aún el título del tercer filme francés en competición, que elevará a 20 el número en lucha por la Palma de Oro, precisó Frémaux.

De momento, entre los 19 filmes ya incluidos figuran dos argentinos y uno brasileño junto a "Changeling", de Clint Eastwood; "The Palermo Shooting", de Wim Wenders; "Le silence de Lorna", de Jean-Pierre y Luc Dardenne; "Adoration", de Aton Egoyan; o "Un conte de Noël", de Arnaud Desplechin.

Argentina entra en competición de diversas maneras, entre ellas con "Che", de Steven Sodebergh, quien dirigió a Benicio del Toro en esta cinta de cuatro horas sobre la vida del guerrillero, ya evocada aquí en 2004 por Walter Salles en "Diarios de Motocicleta".

La argentina Lucrecia Martel vuelve con "La mujer sin cabeza" a esta sección en la que fue miembro del jurado hace dos años, y en la que estrenó "La niña santa" en 2004, impulsada como ahora por El Deseo, la productora de Pedro y Agustín Almodóvar.

Para su compatriota Pablo Trapero, "Leonera" marcará un retorno y un cambio de sección oficial, pues en 2002 compitió con "El Bonaerense" en "Un Certain Regard" (Una Cierta Mirada).

Walter Salles retoma asimismo la competición, en esta ocasión junto con su compatriota Daniela Thomas y el filme "Linha de passe".

Latinoamérica no estará menos presente en la segunda sección competitiva de Cannes, "Un Certain Regard", cuyo jurado preside en esta edición el director alemán Fatih Akin.

Entre los 19 filmes que la integran, los de Raymond Depardon, Kiyoshi Kurosawa, Pierre Schoeller o Andreas Dresen, cotejarán "A sesta da menina morta", del brasileño Matheus Nachtergaele, y "Afterschool", de su colega estadounidense de origen brasileño Antonio Campos, ambas operas primas.

El mexicano Amat Escalante volverá con "Los bastardos", tras haber destacado en ella notablemente hace tres años con su primer largometraje "Sangre".

Además de Escalante, México contará en Cannes con Alfonso Cuaron, quien será uno de los miembros del jurado de la Palma de Oro.

Cargo que colocará al director mexicano cada día sobre el tapiz rojo, en compañía de la actriz israelí-estadounidense Natalie Portman y de sus colegas Sergio Castellitto, de Italia, y Rachid Bouchareb, de Francia, dentro de este equipo presidido por el estadounidense Sean Penn.

Gilles Jacob reiteró su voluntad de evitar el gigantismo y "aligerar" el contenido de la muestra, pese al considerable aumento de filmes recibidos, procedentes de 96 países, -1.792 frente a los 1.615 de 2007, precisó.

Lo que no facilitó precisamente la tarea del delegado general, quien, visiblemente satisfecho del resultado, dijo haber afrontado un proceso de selección "lento, bastante complicado y difícil".

En total, el festival se prepara para proyectar 54 largometrajes, "de 31 países de producción diferentes", de los que 53 serán estrenos mundiales, y ocho primeras obras.

En el terreno de los cortometrajes, habrá 26, procedentes de 18 países.