Martes, 16 de Octubre de 2007

El Constitucional admite el recurso del PP contra su reforma

Permitirá que la presidenta y el vicepresidente se abstengan en la votación porque la ley afecta a sus puestos

REUTERS ·16/10/2007 - 21:00h

El Tribunal Constitucional (TC) ha admitido a trámite el recurso interpuesto por el Partido Popular contra la reforma de la Ley Orgánica de dicho órgano, informó la Institución en un comunicado.

El Tribunal permitirá además que la presidenta de la Institución, María Emilia Casas, y el vicepresidente, Guillermo Jiménez Sánchez se abstengan en la votación porque la ley afecta a sus puestos.

La decisión del Alto Tribunal ha contado con dos votos particulares que se conocerán cuando se llegue a una resolución.

"La institución habla de un mandato de tres años para la presidenta o presidente del TC y aquí, con la ley de muy mala manera y con unas intenciones nada santas, se decidió prorrogar un mandato cuando lo que tienen que hacer los magistrados es volver a elegir a los tres años y espero que todo esto se confirme finalmente por el TC", dijo Ignacio Astarloa, secretario de seguridad del PP tras conocer la noticia.

El tribunal formado por seis magistrados "progresistas" y seis "conservadores" mantiene su paridad con las abstenciones de Casas y Jiménez, pero el "ala progresista" pierde el voto de calidad de la presidenta.

Desde el PSOE, su portavoz en el Congreso de los Diputados, Diego López Garrido, indicó que esta decisión es un trámite más y que no tiene ninguna implicación sobre la legalidad del contenido de la ley.

"Sucede en todos los recursos que se planean, se admiten a trámite todos y luego empieza la deliberación y la decisión pero no dice nada sobre el fondo, estoy convencido de que la ley es plenamente constitucional y que el TC va a decir que es plenamente constitucional", declaró.

La resolución del Constitucional es importante porque el Alto Tribunal tiene que evaluar en los próximos meses asuntos de relevancia como el recurso de inconstitucionalidad presentado por el PP contra el Estatuto de Cataluña