Martes, 16 de Octubre de 2007

El PP no logra el apoyo de ningún grupo a su iniciativa para ilegalizar ANV

EFE ·16/10/2007 - 22:37h

EFE - El portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, durante su intervención en el Pleno que se celebra esta tarde en el Congreso de los Diputados. EFE

El Congreso ha rechazado hoy una proposición no de ley relativa a la ilegalización de ANV y la disolución de los Ayuntamientos en los que gobierna presentada por el PP, que acusó al Ejecutivo de no actuar contra este partido "para dejar una puerta abierta al diálogo con los terroristas".

"Si no se ilegaliza ANV no será porque no haya razones legales, sino para dejar una puerta abierta al diálogo con los terroristas", ha manifestado durante su intervención en defensa de la iniciativa el portavoz parlamentario del PP, Eduardo Zaplana, que ha añadido que son "decenas" las pruebas que en su opinión demuestran que la formación abertzale sigue la estrategia de ETA.

Zaplana ha recordado que ANV no condenó el atentado de Barajas, en el que murieron dos ciudadanos ecuatorianos, ni las acciones cometidas por ETA desde que anunciara formalmente el pasado 5 de junio la ruptura del alto el fuego, pero sí la detención de la cúpula de Batasuna el pasado día 4.

También dijo que este partido es el "caballo de Troya" elegido por ETA para volver a las instituciones y que ese retorno a los Ayuntamientos "es una parte de un proceso político de concesiones permanentes que el Gobierno no quiere dar por cerrado".

En ese mismo contexto, "salvando las evidentes diferencias", enmarcó la entrevista de esta mañana entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lehendakari, Juan José Ibarretxe.

Todos los grupos parlamentarios se posicionaron en contra de la propuesta del PP y criticaron que Zaplana haya "mezclado" durante el debate esta iniciativa con el referéndum planteado por Ibarretxe sobre el futuro del País Vasco.

Así, la portavoz de EA Begoña Lasagabaster instó a respetar todas las opciones políticas "sin exclusiones", subrayó que el derecho a decidir "es un derecho universal" e insistió en la necesidad de derogar la Ley de Partidos porque es un "despropósito jurídico" y un "tremendo error político" que "no ha solventado nada".

El portavoz de IU-ICV, Gaspar Llamazares acusó al PP de intentar "patrimonializar" la política antiterrorista como ha hecho con la identidad nacional, en alusión a la Fiesta del 12 de Octubre y su intento de "convertir los símbolos en dogma y liturgia".

En el turno del PNV, Aitor Esteban se posicionó en esta línea y afirmó que "lo adecuado" en democracia es "dar cauce político" a cualquier ideología y señaló que dentro de la izquierda abertzale "hay muchos tonos" y que lo que tiene que perseguir la ley es a los terroristas.

Consideró que la propuesta del PP de disolver también los ayuntamientos gobernados por ANV alteraría "la convivencia pacífica" en Euskadi, aunque dijo que en algunos casos "daba pena" ver "en manos de qué personajes han caído las siglas de ANV".

El representante de ERC, Agustí Cerdá, se limitó a dejar claro que su grupo está en contra de la Ley de Partidos y que "son los ciudadanos cuando van a votar los que ponen o quitan a la gente de las instituciones".

Por parte de CiU, Josep María Guinart opinó que "es saludable" que puedan concurrir a las urnas todas las ideologías políticas, "siempre y cuando cumplan la ley", y apoyó que sea el Gobierno el que tenga la iniciativa para ilegalizar un partido "con el concurso de la Fiscalía y el control del Poder Judicial".

Desde el PSOE, Pedro Muñoz dio cuenta de algunos de los pasos dados por el Gobierno en relación con la ilegalización de formaciones del entorno de ETA, como la de ASB o las 133 listas de ANV en las pasadas elecciones municipales, y recordó al PP que los requisitos establecidos por el Tribunal Constitucional para ilegalizar un partido "son claros" y no valen sólo algunos indicios.