Martes, 16 de Octubre de 2007

Guía para ‘Perdidos’

La 2 estrena esta noche la tercera temporada de la serie, un fenómeno de fans que arrasa en Internet

JESÚS CENTENO ·16/10/2007 - 20:49h

John Locke (Terry O'Queen), uno de los protagonistas de 'Perdidos'.

El ojo de un hombre se abre de repente en medio de la jungla. Su nombre es Jack. Se incorpora y, conmocionado, divisa una playa. El vuelo que une Sydney con Los Ángeles acaba de estrellarse en una paradisíaca isla tropical.

Así comienza la serie Perdidos, una arriesgada apuesta de la ABC que ha conseguido un éxito inimaginable en EEUU -16 millones de espectadores de media en su primera temporada- y que cuenta con un ejército de seguidores en todo el mundo.

Los 48 supervivientes del accidente, de toda edad y condición, quedan incomunicados.  Entre ellos, un médico, un soldado, un timador y un fugitivo que deben aprender a convivir sin las reglas impuestas por la sociedad. Y no lo harán solos, pues resulta que hay vida al otro lado de la isla.

En ese primer capítulo, un insólito oso polar -¿cómo ha llegado hasta allí?- les acecha, un extraño humo que tiene vida propia parece vigilarles y, por si fuera poco, un miembro de otro grupo que habita la isla, al que apodan Los otros, se infiltra en su campamento.

Desvelando misterios

Es entonces cuando afloran las luchas por el poder, los fantasmas del pasado de los protagonistas y el ansia por conocer los misterios que esconde la isla.

Locke, el inquieto cincuentón cuyas verdaderas intenciones aún no han sido desveladas, encuentra un búnker, la escotilla, que se torna protagonista durante la segunda temporada.

En el lugar hay un computador en el que introducen unos números -aún por descifrar-para evitar, suponemos, una catástrofe electromagnética que destruiría el mundo.

A medida que se suceden los capítulos, los protagonistas empiezan a sumar bajas. Encuentran a nuevos supervivientes al accidente y alguno intenta, sin éxito, escapar del lugar con una balsa. Incluso capturan a un enigmático sujeto, Henry Gale, que no es quien parece ser.

En el último capítulo de la temporada, sufren una traición que acaba con tres de los personajes principales en manos de Los otros. Pero, ¿qué es lo que quieren de ellos? Historia de dos ciudades, primer capítulo de la tercera temporada, da algunas respuestas. Se estrena esta noche en La 2, aderezado con un resumen de lo visto hasta ahora. La serie también se puede seguir en la Fox y, por su puesto, a través de Internet.

El mago de hoz

El verano de 2003, Lloyd Braun, director de la ABC, esperaba a su familia sentado en un hotel de Hawaii. Fue entonces cuando pensó en filmar una serie al estilo de Náufrago, la película de Tom Hanks, que acababa de cosechar un gran éxito. Pero un hombre sólo no era suficiente para una serie.Ante la falta de mejores ideas pidió consejo a J.J. Abrams, guionista y creador de Alias y Felicity.

A ellos se unió Damon Lindelof y entre todos concluyeron que para que la cosa funcionara era necesario un reparto coral. La isla debía ser el personaje más enigmático.

Imaginación, sorpresas, exotismo, humor y referencias pop han mantenido a millones de espectadores en vilo a lo largo de los últimos tres años. ¿El secreto? Apostar por sólidos guiones repletos de filosofía.

En ellos se tratan temas como el libre albedrío, el aislamiento, el liderazgo, las relaciones paternales y la redención personal. Además, la producción, casi cinematográfica, se rige por unas estrictas pautas que la distinguen del resto.

La ABC invirtió más de diez millones de dólares para el piloto y la apuesta ganó un Globo de Oro y seis premios Emmy. En febrero se estrenará la cuarta temporada, y los productores han asegurado que no alargarán el final: Perdidos tendrá seis temporadas en total.

Ingredientes para construir una serie de culto

Los ‘flashbacks'

De forma paralela a la historia principal, varias secuencias narran la vida  anterior de cada personaje, ofreciendo una nueva perspectiva de sus reacciones en la isla.

A cuentagotas

La audiencia demanda respuestas, pero los creadores son recelosos de revelar demasiado. Su apuesta, ofrecer pistas poco a poco para que cada uno encaje sus piezas.

El efecto paranormal

Monstruos, sueños  y visiones, coincidencias asombrosas, milagros imposibles...  Los creadores nunca han ocultado el punto de ciencia ficción, pero aseguran que todo tiene "una explicación racional".

Mitología

Los números que debían introducirse en la escotilla no fueron escogidos al azar. Decenas de teorías tratan de resolver el código. La iniciativa Dharma también ha marcado un hito.

‘The lost experience'

Este juego en red atrapó a miles de fans. En él se desubrían nuevas tramas paralelas a la serie.