Miércoles, 23 de Abril de 2008

Yoko Ono, en los tribunales por un vídeo inédito de John Lennon

Reuters ·23/04/2008 - 09:31h

Un vídeo que muestra a John Lennon fumando marihuana, escribiendo canciones y discutiendo sobre poner LSD - una droga alucinógena - en el té de Richard Nixon se ha convertido en el centro de un proceso legal sobre la posible difusión de las imágenes.

El caso enfrenta a la viuda de Lennon, Yoko Ono, contra Lawrence, World Wide Video, que alega ser la propietaria legítima de las nueve horas de material sin editar del ex Beatle y Ono, grabado unas semanas antes de que el cuarteto de Liverpool se separara en 1970.

World Wide, un consorcio de Nueva Inglaterra de coleccionistas de material de los Beatles, quiere publicar la grabación en blanco y negro en forma de una película de dos horas, titulada "3 days in the life" y centrada en Lennon durante un momento crucial y turbulento para la banda más célebre de los años 60.

La revista Rolling Stone ha definido la grabación como el "increíble material de John Lennon que podrías no ver nunca".

La empresa, que ha pagado más de un millón de dólares por el vídeo entre costes legales y de otro tipo, estuvo a punto de estrenarlo el año pasado en la Academia Berwick, un centro privado de Maine, pero abandonó la proyección de forma repentina después de que la escuela recibiera una orden de los abogados de Ono para detenerlo.

World Wide ha presentado una demanda contra Ono en el Juzgado del Distrito en Boston por infringir sus derechos de autor. La vista preliminar está fijada para el 30 de abril.

En los documentos del tribunal, World Wide afirma haber comprado en el año 2000 las 24 cintas de vídeo originales, junto con sus derechos de autor, a Anthony Cox, el ex marido de Ono antes de que ésta se casara con Lennon en 1969.

Cox grabó el vídeo para un documental que pensaba titular "Retrato".

"Remember" y "Mind Games" -, así como una sincera conversación sobre su consumo de drogas y escenas que World Wide describe como "íntimas y en las que todo vale".

Jonathan Albano, el abogado de Ono en Boston, declinó comentar el caso.

/Por Jason Szep/.*.