Martes, 16 de Octubre de 2007

Trabajo prepara nuevos derechos para los empleados del hogar

El Ministerio de Trabajo ha presentado una propuesta a los sindicatos y la patronal para mejorar las condiciones de los empleados del hogar como la incapacidad laboral o el despido improcedente.

Economía Redactor ·16/10/2007 - 13:21h

Continúa la mejora del mercado laboral auspiciada hace más de una década por el pacto de Toledo. Tras la puesta en marcha del Estatuto del Trabajador Autónomo, le toca el turno ahora a uno de los regímenes especiales de la Seguridad Social más denostados por su falta de seguridad laboral: los empleados del hogar.

El Ministerio de Trabajo ha propuesto a sindicatos y patronal, que los empleados del hogar equiparen progresivamente sus prestaciones a los del Regímen General. Entre otras medidas, se reducirá el tiempo en el que el trabajador no percibe la prestación por incapacidad temporal en dos semanas. Ahora el trabajador comienza a cobrar a partir de la jornada 29 de su accidente y en el futuro (hay un periodo de asimilación de la norma de siete años) lo terminará haciendo a partir del día 15.


Cambio de contrato
La forma de cotizar también varía. En el caso de los empleados a tiempo parcial (los que tienen varios empleadores pero no superan las 40 horas a la semana con ninguno de ellos) tendrán obligación de cotizar cuando el cómputo de las horas trabajadas supere las 20 horas, aunque sea en distintos hogares. También cambia el tipo de cotización ya que tanto la aportación del empleador como la del trabajador a la Seguridad Social suben.

Otras medidas que buscan igualar los derechos de estos trabajadores se centran en el tipo de contrato que, se considerará a priori indefinido, y no como en la actualidad que se toma por un tiempo determinado. Además, no basta con realizar una oferta verbal como hasta el momento sino que deberá formalizar un contartopor escrito, donde se incluya el periodo de prueba. Además, las horas de trabajo se pactarán entre ambas partes y no será ya potestad del empleador. Se fijan los tiempos de descanso en 36 horas por semana. La retribución seguirá rigiéndose por el salario mínimo interprofesional en vigor y no admitirá el pago en especie ni descuentos por manutención.

El contrato no se podrá extinguir sin causa justificada, como ocurre hasta el momento, sino que se exigirá una razón que deberá motivarse de acuerdo con los criterios del régimen general. La prestación por desempleo también se cita en el proyecto pero queda pendiente de legislación. xD Continúa la mejora del mercado laboral auspiciada hace más de una década por el pacto de Toledo. Tras la puesta en marcha del Estatuto del Trabajador Autónomo, le toca el turno ahora a uno de los regímenes especiales de la Seguridad Social más denostados por su falta de seguridad laboral: los empleados del hogar.