Martes, 22 de Abril de 2008

El Ayuntamiento realoja a tres familias

Patricia Rafael ·22/04/2008 - 22:45h

Tres de las 15 familias que se quedaron ayer sin casa, fueron realojadas por el Samur Social del Ayuntamiento de Madrid. Según señaló ayer un portavoz del Área de Asuntos Sociales, el resto prefirió acomodarse en casas de familiares y amigos. En ningún momento el Ayuntamiento se puso en contacto con los afectados con anterioridad a los derribos. “Nadie se ha interesado por estas familias y el Ayuntamiento sabe de todos los que viven aquí, porque están empadronados”, se quejaban ayer voluntarios de la parroquia de Santo Domingo de la Calzada, el único centro católico presente en Cañada Real.

Un portavoz municipal explicó que los servicios sociales conocen que se va a efectuar el derribo un día antes de que se produzca. Desde Urbanismo señalaron que los tres derribos se hicieron en estricto cumplimiento “de las resoluciones administrativas y bajo orden judicial”. Añadieron que es el juzgado el que debe notificar la orden final de derrumbe.

Una de las abogadas de los vecinos, Patricia Fernández, denunció que muchas demoliciones no se pueden recurrir porque los afectados no reciben los autos judiciales a tiempo. “Están en una situación de total vulnerabilidad”, añadió.

Entre la quincena de familias desalojadas hay siete menores de 12 años, entre ellos un bebé de dos meses. Todos están escolarizados.