Martes, 22 de Abril de 2008

Con Voro vuelven los desterrados

El culebrón que vive el Valencia esta temporada puede haber tocado a su fin con la salida de Koeman. Para empezar, Voro cuenta con Cañizares, Albelda y Angulo para la recta final de la temporada

PÚBLICO.ES/AGENCIAS ·22/04/2008 - 14:17h


La llegada de Voro al Valencia parece haber impregando de sentido común a un club que lleva a la deriva prácticamente toda la temporada. Desde la despedida de Quique, que dejó el equipo cuarto, el club ché se convirtió en una vorágine de despropósitos que tuvo como cúlmen la limpia de los pesos pesados del vestuario a la llegada del holandés Ronald Koeman al banquillo. Albelda y Cañizares, acompañados de Angulo decían adiós a la afición entre lágrimas y empezaron a entrenarse apartados del equipo.

Hoy, los valencianistas están sextos por la cola a un punto del descenso y, quizá por eso, Voro, sustituto de Koeman tras el varapalo ante el Athletic el pasado domingo, ha decidido que es mejor contar con todos en el final de temporada. La imagen del primer entrenamiento del ex jugador ché ha visto la luz en el momento en que se ha acercado a Albelda y le ha dado un peto en un signo de normalidad. El centrocampista ha sido el único de los apartados que se entrenó hoy. Cañizares y Angulo tenían día libre, pero seguro que los tres entrarán en los planes del nuevo técnico.

Anoche, a la salida de la reunión del consejo de administración que decidió la destitución de Koeman, Voro, hasta ahora delegado del equipo se mostró emocionado con la oportunidad que le ha brindado el club: "No hay cosa más bonita que se acuerden de uno en las situaciones difíciles". Conciente de las dificultades por las que pasa el equipo, el técnico comentó que era el momento de dar "un paso adelante".

Con confianza 

Y esta misma mañana, tras el entreno, se ha mostrado con confianza: "Nunca pensábamos que esta temporada íbamos a estar donde estamos ni que yo iba a estar donde estoy ahora, pero es lo que hay y si el club ha pensado en mi estoy muy agradecido y me siento con confianza afrontar este reto con garantías". El técnico ha reconocido que los hechos se han sucedido muy rápidamente. "Ha sido todo muy rápido. Ayer me llamaron para ir al club, hablamos de lo que yo pensaba de la situación del equipo como persona que esta en el día a día del grupo, y luego a mitad de tarde me confirmaron que iba ser el nuevo entrenador".

"De la noche a la mañana me cambia mi trabajo pero lo que valoro es que el club ha pensado en mí y como valencianista no me puedo negar. Sé que es un reto muy importante y en estos momentos necesitamos la ayuda de todo el mundo. Es una situación difícil pero soy optimista y entre todos vamos a sacarlo adelante", ha recalcado.

 Para Voro, la única receta para sacar adelante al equipo es "saber competir y cambiar la dinámica que llevamos. Hay que marcarse metas y plazos a muy corto plazo, pensar en el domingo y no hacer cálculos. Cuando antes empecemos a sumar mucho mejor y para eso necesitamos el apoyo de todos. Mañana, cuando ya estemos todos, hablaremos muy claro respecto a esta situación y cómo cambiarla. Reconociendo que estamos enfermos se pueden aplicar los remedios necesarios".

"Pero no hay vuelta de hoja. Hay que coger al toro por los cuernos, decir las cosas muy claras y poner los remedios para superar esto cuanto antes. Necesitamos gente implicada, aunque no tengo dudas de que el grupo va a estar implicado. No es fácil cambiar la dinámica en la que estamos, pero lo vamos a intentar".

Preguntado por el sistema táctico que va a emplear, uno de los principales argumentos que pusieron en la picota a Ronald Koeman, su predecesor en el cargo, Voro afirmó que los sistemas varían en función de las características de los jugadores que hay en el campo, aunque dejó entrever que será distinto al del técnico holandés. El sistema a veces es muy relativo en función de los futbolistas que hay en el campo. En general, mi idea es que el equipo esté muy bien distribuido tanto en línea como a lo largo del campo, con dos jugadores por banda, un punta o media punta o dos arriba, con 4-4-1-1 ó un 4-4-2", ha señalado.

El técnico valenciano hizo un llamamiento a la afición para que les ayude en esta crítica situación. "Hacía muchísimos años que el Valencia no estaba en estas posiciones en esta época de la Liga y creo que la afición va a estar al lado del equipo. Espero que esté con nosotros y al final de la temporada ya se harán las valoraciones necesarias", destacó.

Sobre sus limitaciones al tener sólo cinco jornadas para revertir la situación, el entrenador reconoció que "posiblemente sea una labor más de psicólogo que de entrenador, en la situación en la que nos encontramos igual tiene más importancia este aspecto".

Noticias Relacionadas